Con las fiestas cada vez más cerca, ya se respira ambiente navideño en las casas reales europeas. Si hace apenas unos días Kate Middleton y el príncipe Guillermo compartían su tradicional felicitación, ahora le ha tocado el turno a la casa real sueca, que ha celebrado la tradicional fiesta de Santa Lucía este lunes 13 de diciembre con una imagen de lo más tierna protagonizada por la princesa Estelle y su hermano, Oscar.

Artículo recomendado

Victoria de Suecia reivindica ante Letizia su papel como de "embajadora" de H&M

Victoria de Suecia reivindica ante Letizia su papel como de "embajadora" de H&M

Los hijos de la princesa Victoria de Suecia se han convertido en los auténticos protagonistas de esta festividad, muy importante en el país escandinavo, ya que, según el calendario juliano que se utilizó en Suecia hasta el año 1752, este día corresponde a la Navidad y también a la noche más larga del año.

Para celebrarlo, la casa real sueca ha compartido una imagen de los pequeños Estelle y Oscar. En el caso de la princesa de nueve años, lleva puesto un traje típico que suelen utilizar las niñas en esta fiesta, formado por una túnica blanca con detalles en rojo. En sus manos, la hija de la princesa Victoria lleva una bandeja de los dulces típicos que se comen en esta fechas en Suecia: unos bollos de azafrán con forma de espiral. Por su parte, el pequeño Oscar, de cinco años, aparece vestido como un duendecillo, como marca la tradición, al lado de su hermana.

“Feliz Santa Lucía os desea la princesa Estelle y el príncipe Osacar desde la casa familiar en el Castillo de Haga”, ha escrito la casa real en su perfil de Instagram junto a la bonita instantánea de los hermanos que, sin embargo, no ha sido la única.

Artículo recomendado

Victoria y Sofía de Suecia dejan brillar a la reina Letizia con sus looks más clásicos

Victoria y Sofía de Suecia dejan brillar a la reina Letizia con sus looks más clásicos

Junto a esta imagen, la casa real sueca ha compartido otra instantánea más antigua de la misma festividad, en la que aparece la reina Silvia colocando una corona de velas en la cabeza de su hija mayor, mientras que Magdalena y Carlos Felipe observan con atención lo que hace su madre.