Kate Middleton ha vuelto a sorprender con uno de sus talentos más ocultos... Pero esta vez el que se ha ido de la lengua ha sido su marido, el príncipe Guillermo. Los duques de Cambridge han vuelto a ponerse en contacto con el Islamabad Model College for Girls, un centro de educación en Pakistán, país que visitaron hace exactamente un año en su gira oficial para mejorar las relaciones entre ambos países. En la charla por videollamada entre las niñas y sus respectivos maestros, han decidido jugar al famoso juego de Pictionary, donde Kate ha alardeado de sus buenas dotes artísticas.

Artículo relacionado

El nieto de Isabel II, por su parte, no ha dudado en confesar que su mujer es tres mil veces mejor que él dibujando: "Definitivamente, a los dos nos gusta dibujar un poco. Kate es muy buena, yo soy muy malo", ha bromeado el hermano del príncipe Harry mientras Middleton no ha dudado en responderle: "Eso es que no practicas lo suficiente".

🎨

Una publicación compartida de Duke and Duchess of Cambridge (@kensingtonroyal) el

Entre broma y broma, la duquesa ha querido alabar las funciones que llevan a cabo en el centro mientras lucía una de las chaquetas tradicionales de estilo paquistaní: "Hacéis un trabajo increíble. Sois un verdadero salvavidas para las familias", les ha confesado con una sonrisa de oreja a oreja.

Pero no es el único hecho con el que Kate ha sorprendido a todas las personas que le siguen durante las últimas semanas. La cuñada de Meghan Markle se ha convertido, desde el pasado mes de septiembre, co-presidenta de una asociación de scouts después de haber sido voluntaria durante ocho años de la Brownie Scout. Le encanta practicar actividades al aire libre y esos principios quiere transmitírselos a sus tres hijos, George, Charlotte y Louis.

En cuanto a sus últimos looks, Kate se ha rendido en más de una ocasión a la moda española, inclusoha llegado a elegir firmas de nuestro país para sus mascarillas.