Las polémicas entre Meghan Markle y su familia no cesan. Esta vez ha sido su sobrino el que ha hecho que la duquesa de Sussex se lleve las manos a la cabeza por el último negocio que ha montado aprovechándose de su apellido.

Artículo relacionado

Tyler Dooley, hijo de uno de los hermanos de la duquesa de Sussex, lleva años al frente de un negocio de marihuana en la que comercializa productos que llevan el apellido Markle. Productos que sacó al mercado coincidiendo con la boda de Harry y Meghan para que tuvieran más éxito todavía.

Y no solo al nombrar el producto rizó el rizo. También lo hizo con el eslogan. “Tan fuerte que te volará la corona” fue la significativa frase que eligió. Y acertó. En este tiempo Tyler ha conseguido una impresionante fortuna en la que tiene mucho que ver su estrategia de ponerle un nombre relacionado con su tía.

Por si esto fuera poco, ahora ha ido más allá y ha llevado a cabo una idea que Meghan no podía imaginar. A uno de los tipos de marihuana que comercializa le ha llamado Archie Sparkle. Es decir, ha utilizado el nombre del hijo de los duques de Sussex para que su producto tenga más éxito.

La provocación de Tyler a su tía no ha quedado ahí. El sobrino de la duquesa de Sussex ha criticado que Harry y Meghan hicieran uso de vuelos privados durante sus vacaciones de verano. Además ha dicho que en su granja le está construyendo un castillo a Archie, a quien todavía no conoce.

Y teniendo en cuenta esto lo de que conozca al pequeño está difícil. Si Meghan ya tenía claro que no quería que su familia paterna conociera al bebé, actos como estos hacen que la mujer del príncipe Harry se aleje más aún de ellos.