Si hay alguien que está muy ilusionada con la futura boda de Beatriz de York y Edoardo Mapelli esa es Sarah Ferguson. Para la madre de la novia este es un acontecimiento muy especial y así se lo hizo saber ayer a sus seguidores de Instagram.

Artículo relacionado

Para la duquesa de York el enlace de su hija mayor y el empresario italiano va a suponer un antes y un después no solo a nivel emocional. También desde el punto de vista legal. Lo más probable es que su nombre aparezca en el certificado matrimonial de la pareja y esto hasta ahora era impensable.

Es algo que no sucedió cuando el año pasado se casó su hija Eugenia de York. En su certificado solo aparece el nombre de su padre, el príncipe Andrés. Cuando rompió su matrimonio con el duque de York Sarah Ferguson dejó de pertenecer a la familia real británica. A esto hay que sumar que según la norma de la iglesia, en Inglaterra no aparece el nombre de la madre de las novias en dicho certificado. De ahí que no haya ni rastro de ella en el documento de la boda de su hija pequeña.

Pero ahora se está llevando a cabo una reforma para cambiar esa cuestión. En cuanto se apruebe, Sarah Ferguson tendrá la oportunidad de que su nombre quede reflejado en un documento tan importante para su hija y su familia. Algo con lo que la ex nuera de Isabel II está encantada.

La madre de Beatriz de York se está implicando al máximo en los preparativos de la boda, incluso desde antes que se anunciara su compromiso. Hace unas semanas Sarah Ferguson viajó hasta Italia para visitar algunas de las posibles localizaciones de la boda de su hija.

Todavía no hay fecha para el enlace ni se conoce en qué lugar se llevará a cabo la celebración. Pero a Sarah le esperan por delante meses muy especiales hasta que llegue el gran día. Un día en el que va a tener más protagonismo del que esperaba.