Sale a la luz el bonito gesto de la princesa Leonor con su abuela la reina Sofía durante su ingreso hospitalario

Los nietos de la reina Sofía no acudieron a visitarla durante su ingreso hospitalario, pero ahora ha visto la luz el gesto que tuvo la princesa Leonor para reconfortar a su abuela

Helena Arriaza
Helena Arriaza

Redactora digital de Lecturas

Sofía y Leonor
GTRES

La reina Sofía (85 años) estuvo ingresada la semana pasada debido a una infección urinaria. La madre de Felipe VI (56 años) pasó varios días en el hospital hasta que el pasado fin de semana recibió el alta. Unos días en los que recibió la visita de su hijo el rey Felipe, de su nuera la reina Letizia (51 años), de su hija la infanta Elena (60 años), y de su hermana Irene de Grecia (81 años). Sin embargo, su hija la infanta Cristina (58 años) y sus nietos no hicieron acto de presencia en el hospital, al menos no hay imágenes en las que conste que pasaran por allí. Pero ahora sí que se ha sabido que una de sus nietas tuvo un gesto con el que le mandó sus mejores deseos durante este instante tan delicado. Se trata de la princesa Leonor (18 años).

El gesto de la princesa Leonor con la reina Sofía durante su ingreso

La princesa de Asturias se encuentra centrada en su formación militar en la Academia Militar General de Zaragoza y esto hizo que no estuviera en Madrid cuando la reina Sofía ingresó. Pero esto no fue impedimento para que se pusiera en contacto con ella mientras su abuela permanecía en el hospital. Así lo ha desvelado el medio ‘Monarquía Confidencial’, que ha asegurado que según fuentes cercanas a la academia en la que se encuentra la heredera, abuela y nieta hablaron por teléfono durante unos minutos. Una conversación que habría tenido lugar durante la visita de Felipe VI a doña Sofía, que sería quien le habría pasado su teléfono a su madre con su hija al otro lado de la línea.

Artículo recomendado

La posible determinación que la organización de ‘Supervivientes 2024’ podría tomar sobre el futuro de Laura Matamoros

Laura Matamoros

Desde el citado medio también han revelado que en ningún momento la princesa Leonor se planteó pedir un permiso especial para poder salir de la Academia Militar de Zaragoza y viajar a Madrid para visitar a la reina Sofía en el hospital. La razón que aportan las mismas fuentes, es que el estado de salud de doña Sofía no era grave y que por tanto en ningún momento se vio la necesidad de que la princesa de Asturias interrumpiera su formación para ver en persona a su abuela.

El gesto que la princesa Leonor tuvo con su abuela durante su ingreso hospitalario, podría ser el mismo que habrían tenido el resto de sus nietos. Cada uno vive en un lugar diferente. Froilán (25 años) está en Abu Dabi, Victoria Federica (23 años) está en Madrid pero no deja de viajar, Pablo Urdangarin (23 años) vive en Barcelona, Irene (18 años) está haciendo un voluntariado en Camboya, Miguel (21 años) está en Suiza, Juan (24 años) en Madrid… De ahí que no es de extrañar que no hicieran aparición en el hospital para ver a doña Sofía teniendo en cuenta que pese a su ingreso, no se tem��a por su vida. Lo mismo que su hija la infanta Cristina, a la que tampoco se vio por el centro hospitalario en una clara muestra de que el estado de salud de su madre no era grave como para que dejara su vida en Suiza para viajar hasta Madrid, donde había estado hacía tan solo unos días.

Artículo recomendado

Las 3 únicas amigas de la reina Sofía (con permiso de su hermana Irene de Grecia)

Reina Sofía

La reina Sofía, recuperándose en Zarzuela tras su ingreso hospitalario

Ahora, la reina Sofía ya se encuentra en Zarzuela tras recibir el alta hace solo unos días. Cuando salió del hospital, la madre del rey Felipe saludó con una sonrisa a los medios allí presentes. Además, pronunció unas palabras sobre cómo se encontraba. Doña Sofía aseguró que estaba “muy bien, muy bien, como nueva”, y así tranquilizó a todos. Lo que por ahora no tiene son actos programados en su agenda oficial, pero según contó su hijo, estaría deseando retomar su rutina. Por tanto, no sería de extrañar que pronto hiciera acto de presencia en algún evento y dejar atrás de forma definitiva su susto de salud.

Loading...