Los reyes eméritos han llegado a la capilla ardiente de la infanta Pilar. Don Juan Carlos ha acudido acompañado de la reina Sofía al domicilio de su hermana para darle su último adiós. Es allí donde está instalada la capilla ardiente y durante toda la tarde son muchos los familiares y amigos que se están acercando para acompañar a sus hijos en este difícil momento.

Artículo relacionado

Los padres de Felipe VI han llegado a casa de doña Pilar en el mismo coche. Los dos, en especial don Juan Carlos, han hecho aparición entre gestos de tristeza. Esta mañana ambos acudieron a la clínica Ruber Internacional, donde la infanta Pilar ha fallecido, y ya se pudo ver en sus rostros que estaban pasando un momento muy difícil. El rey emérito tenía una relación muy estrecha y especial con su hermana. Siempre se han apoyado el uno al otro cuando lo han necesitado. Para don Juan Carlos esta ha sido una gran pérdida.

Con su visita al hospital y ahora en la capilla ardiente, tanto don Juan Carlos como doña Sofía han estado en todo momento al lado de sus sobrinos Simoneta, Juan, Bruno, Beltrán y Fernando. Con ellos siempre han mantenido una buena relación y hoy no han querido dejarles solos.

En el velatorio han coincidido con otros familiares y amigos, entre ellos don Felipe y doña Letizia. Con ellos no coincidieron esta mañana en el hospital, ya que los actuales monarcas no asistieron. Pero esta tarde los reyes sí que han acudido al domicilio de la tía de Felipe VI para estar presentes en este instante tan difícil para la familia. Los cuatro han permanecido en el interior de la vivienda durante toda la tarde. En las próximas horas está previsto que doña Pilar sea incinerada y se celebrará el funeral, donde se espera que acudan los cuatro.