Fue la primera en poner rumbo a Palma de Mallorca y de la que más tarde hemos tenido una imagen. La reina Sofía ha reaparecido en el Palacio de Marivent acompañando a los reyes Felipe y Letizia en la tradicional recepción a la sociedad civil de las Islas Baleares. La familia real llegaba a la isla de manera escalonada, siendo la emérita la primera en aterrizar en su destino favorito de vacaciones para prepararlo todo para la breve estancia de su hijo, su nuera y sus nietas, la princesa Leonor y la infanta Sofía. Doña Sofía mantiene un vínculo muy especial y estrecho con la isla, por lo que esta multitudinaria velada, que vuelve a celebrarse después de un parón de dos años a consecuencia de la pandemia, tiene un peso importante para ella. Y el hecho de que suponga su vuelta, y además en Marivent, lo hace mucho más significativo.

Artículo recomendado

La reina Sofía se adelanta a la reina Letizia y llega a Palma de Mallorca para poner a punto el palacio de Marivent

La reina Sofía se adelanta a la reina Letizia y llega a Palma de Mallorca para poner a punto el palacio de Marivent

La reina Sofía ha cedido todo el protagonismo a doña Letizia. La madre de la princesa Leonor y la infanta Sofía ha deslumbrado con un vestido de Charo Ruiz mientras que su suegra ha apostado por un look más cómodo con el que se ha mantenido en un segundo plano.

La emérita ha combinado un pantalón de pernera ancha en color beige con una blusa de diferentes estampados y colores de manga larga, un estilo con el que se siente realmente a gusto y con el que ya la hemos visto en otras ocasiones.

reina sofia letizia y feliz

La reina Sofía, Felipe y Letizia en Palma.

Gtres

Artículo recomendado

La reina Sofía, con kimono y alpargatas al más puro estilo Letizia, disfruta de un concierto en Marbella

La reina Sofía, con kimono y alpargatas al más puro estilo Letizia, disfruta de un concierto en Marbella

Ninguna imagen se ha filtrado de la reina Sofía desde que pisó su amada Mallorca. De momento, ni siquiera ha protagonizado una imagen con sus nietas, Leonor y Sofía. Posiblemente consciente de que su situación sea la más incómoda y la que ha visto más resentida las relaciones con los miembros de su familia, se ha dejado ver menos que otros años, aunque ha recibido la visita de las infantas Cristina y Elena, y de sus hijos. Las últimas noticias que tenemos de ella eran en Marbella junto a su hermana Irene, donde ambas disfrutaron de una perfecta velada de música. Este año es inevitable vincular su aislamiento a la situación de su marido, el rey Juan Carlos, que cumple un escandaloso aniversario: dos años desde su marcha a Abu Dabi, donde ha fijado su residencia. La cena con la sociedad civil en Marivent, que ha reunido alrededor de 400 invitados y han disfrutado de un cóctel ideado por el chef Santi Taura, seguro que ha revitalizado la que esta siendo su estancia más discreta en años.