Mientras la reina Letizia ha hecho frente a su último acto oficial de la semana, doña Sofía ha hecho las maletas para poner rumbo a Palma de Mallorca. Como cada año, la madre de Felipe VI se ha adelantado al resto de su familia para poner a punto todo en el palacio de Marivent. Durante años, se ha hablado de como la isla se ha convertido en el refugio favorito de la emérita en nuestro país. Es más, ella misma ha confesado en más de una ocasión que Marivent es el lugar donde ella ha pasado los mejores momentos de su vida familiar, estampas idílicas que ya son cosa del pasado y solo se repiten en la más estricta intimidad.

Artículo recomendado

La reina Sofía, con kimono y alpargatas al más puro estilo Letizia, disfruta de un concierto en Marbella

La reina Sofía, con kimono y alpargatas al más puro estilo Letizia, disfruta de un concierto en Marbella

La reina emérita no ha viajado sola. Como es habitual, su hermana Irene le ha acompañado. Siempre en un segundo plano, la princesa griega es la mayor confidente de doña Sofía y rara vez se separa de ella. No sería de extrañar que en los próximos días la infanta Elena o la infanta Cristina quisieran acompañar a su madre antes de la inminente llegada de los Reyes.

Reina Sofía con la princesa Irene
GTRES

Será de cara al próximo fin de semana cuando los Reyes y sus hijas se unan a doña Sofía en Mallorca. Antes, don Felipe y doña Letizia reaparecerán junto a Leonor y Sofía en Santiago de Compostela coincidiendo con la fiesta de Santiago Apóstol, una visita que se está convirtiendo en una tradición para la familia real.

Aunque la reina emérita ya ha tenido la oportunidad de reencontrarse con Leonor y pasar tiempo con sus nietas, es durante sus vacaciones en Palma cuando presumen de buena relación frente a las cámaras. Paseos por la isla, jornadas de compras en los mercadillos más tradicionales, cenas familiares... Sus planes son múltiples.