La reina Sofía no para. Si el pasado domingo volaba con su hermana Irene a su país natal, Grecia, para disfrutar de un concierto con Constantino y Ana María de Grecia, la madre de Felipe VI ha vuelto a montarse en un avión, pero no para regresar a España, sino para acudir a Ginebra y celebrar el cumpleaños de su hija, la infanta Cristina.

Artículo recomendado

La reina Sofía regresa a Grecia y se va de concierto con sus hermanos Irene y Constantino

La reina Sofía regresa a Grecia y se va de concierto con sus hermanos Irene y Constantino

Según ha publicado la revista Hola, la Reina emérita ha volado de Atenas a Ginebra, ciudad en la que vive la infanta Cristina. Allí, la reina Sofía se ha podido encontrar con ella para poder celebrar el cumpleaños de la hermana del rey, quien el pasado domingo 13 de junio celebraba su 56 aniversario con la única compañía de Irene Urdangarin, ya que el resto no se encuentran en el país, sino que viven distribuidos entre Reino Unido y España.

reina Sofía

La reina Sofía aprovecha su última mañana en Atenas para irse de compras

GTRES

Eso sí, antes de partir rumbo a Ginebra, la reina Sofía se ha dejado fotografiar mientras disfrutaba de una mañana de compras en Atenas. La madre de Felipe VI es una gran amante de los grandes almacenes, por lo que no ha querido desaprovechar la ocasión y ha acudido a los almacenes Attica, una especie de Harrods griego que se sitúa junto a la plaza Sintagma de Atenas.

Acompañada por la mujer del embajador español en Grecia, quien hace unas semanas ya estuvo junto a la Reina en su visita privada con la Fundación Reina Sofía, y el jefe de su secretaría, Arturo Coello, la reina Sofía ha podido comprar artículos de las firmas de lujo que tanto le gustan y, quien sabe, incluso algún detalle para regalarle a su hija por el día de cumpleaños.

Artículo recomendado

La reina Sofía se arremanga para recoger basura y cuidar el medioambiente

La reina Sofía se arremanga para recoger basura y cuidar el medioambiente

Una jornada de compras con la que la reina Sofía ha cerrado tres días en su país natal, Atenas, a donde llegó el pasado domingo acompañado por su hermana y desde el que ya ha volado rumbo a Suiza para reencontrarse con su hija.