La reina Sofía cierra este viernes 25 de junio su semana más intensa. Tras viajar a Grecia para pasar unos días junto a sus hermanos Constantino e Irene y posteriormente visitar a su hija Cristina en Suiza, la madre de Felipe VI ha tenido que hacer frente a tres actos en apenas cinco días. Una cantidad de salidas que hacía mucho tiempo que no protagonizaba.

Artículo relacionado

Para cerrar la semana, la reina Sofía ha viajado este viernes hasta Mérida para presidir un concierto extraordinario a cargo de la Orquesta Sinfónica Freixenet de la Escuela Superior de Música Reino Sofía. Con él, se inaugura la 67 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida.

Con este concierto, se pretende conmemorar la celebración el 26 de junio de la Asamblea General del Grupo de Ciudades Patrimonio en Merida, ciudad que ostenta la presidencia de la red durante 2021 y hasta donde la reina Sofía se ha desplazado. Para esta nueva salida nocturna, doña Sofía ha optado por uno de sus atuendos más veraniegos. La madre de Felipe VI ha optado por un conjunto de blusa y pantalón en color oscuro con un llamativo estampado de margaritas.

Artículo relacionado

Un acto con el que cierra una semana de lo más ajetreada. Fue el pasado lunes cuando doña Sofía mantuvo una reunión por videoconferencia desde el palacio de la Zarzuela con la Fundación Cien, con motivo del Día Mundial de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA). Un día después, la reina presidía la ceremonia de clausura y el concierto de fin de curso de la Escuela Superior de Música Reina Sofía, institución de la que es presidenta de honor. Finalmente, la madre de Felipe VI ha cerrado esta semana tan intensa desplazándose hasta Mérida para estar presente en este concierto conmemorativo.