La reina Sofía no para. Tras viajar a Grecia para pasar unos días junto a sus hermanos Constantino e Irene y visitar después a su hija Cristina en Suiza, la madre de Felipe VI ya se encuentra de vuelta en España al pie del cañón. Prueba de ello es la intensa agenda a la que va a tener que hacer frente esta misma semana.

Artículo relacionado

Doña Sofía ha comenzado manteniendo este lunes una reunión por videoconferencia desde el palacio de Zarzuela con la Fundación Cien, con motivo del Día Mundial de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA). Así, la madre de Felipe VI ha querido mostrar una vez más todo su apoyo a la fundación, que se dedica a impulsar la investigación contra esta enfermedad, que todavía no tiene cura.

reina Sofía

La reina Sofía preside una reunión de trabajo con la Fundación Cien desde el palacio de la Zarzuela

GTRES

Sin embargo, este no va a ser el único acto que la reina Sofía va a tener que presidir esta semana. La madre de Felipe VI acudirá el próximo martes 22 de julio a la ceremonia de clausura y el concierto de fin de curso de la Escuela Superior de Música Reina Sofía, en donde entregará los diplomas a los alumnos.

Por último, el viernes la Reina emérita viajará hasta Mérida para presidir un concierto extraordinario a cargo de la Orquesta Sinfónica Freixenet de la Escuela Superior de Música Reina Sofía, organizado por el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, con el que se inaugura la 67 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida.

Artículo relacionado

En total, la reina Sofía va a protagonizar tres actos en una semana, algo impensable hace apenas unos meses. En el último año, la mujer del rey Juan Carlos ha visto como su actividad dentro de la casa real británica descendía en detrimento de sus nietas, la princesa Leonor y la infanta Sofía. No obstante, desde que se vacunó contra el coronavirus, la madre de Felipe VI se encuentra al pie del cañón. Así, no solo ha redoblado su actividad, sino que también ha hecho tres viajes, dos de ellos a Atenas y otro a Ginebra, con los que ha vuelto a recuperar todo su protagonismo.