Kate Middleton ha vuelto a demostrar en un acto en Escocia que no tiene ningún problema en demostrar públicamente sus dotes deportivos. La mujer del príncipe Guillermo aprovechó un evento de la asociación de tenis juvenil de Edimburgo para coger la raqueta y disputar un pequeño partido contra los niños y su propio marido. Sin embargo, esto no es la primera vez que ocurre.

Artículo recomendado

Kate Middleton se inspira en una de las tendencias favoritas de la reina Letizia

Kate Middleton se inspira en una de las tendencias favoritas de la reina Letizia

Lo cierto es que a Kate Middleton no hay un deporte que se le resista. La duquesa de Sussex ha jugado al fútbol en actos públicos, al cricket con tacones, ha corrido en pistas de atletismo e incluso se ha animado con el Taekwondo. Es más, hace poco menos de un mes sorprendía a todos al demostrar sus dotes en el tenis de mesa durante una visita a un centro juvenil en Wolverhampton, cerca de Birmingham.

Kate Middleton

Kate Middleton juega al tenis durante uno de sus actos públicos en Escocia

GTRES

Unas ocasiones para las que, además, Kate Middleton suele elegir a conciencia las prendas de su armario que va a lucir. La duquesa de Sussex no duda en sacar sus zapatillas del deporte del zapatero e incluso los leggins. Una asignatura en la que suspende la reina Letizia.

A pesar de ser una gran amante del deporte y practicarlo con asiduidad en el palacio de la Zarzuela, la reina Letizia deja para la intimidad esta parte de su vida. Así, la mujer del rey Felipe VI nunca se ha animado a jugar al tenis o al fútbol en público. La consorte sí que preside actos relacionados con esta temática, como su presencia en la Copa de la Reina de fútbol, pero nunca decide calzarse las zapatillas.

Artículo recomendado

Kate Middleton, el "pegamento" de la casa real británica tras la muerte del duque de Edimburgo

Kate Middleton, el "pegamento" de la casa real británica tras la muerte del duque de Edimburgo

Por lo tanto, al contrario que ocurre con Kate Middleton, no existen imágenes de la reina Letizia practicando deporte en ninguno de sus actos públicos. Una asignatura pendiente para la casa real española que, por el momento, no parece que piensen cambiar.