Los escándalos del rey Juan Carlos no solo acaparan titulares en España. Fuera de nuestras fronteras, los medios europeos también han dedicado piezas al Emérito y, en las últimas de ellas, la reina Letizia se ha visto salpicada. Todo después de que varias revistas del corazón extranjeras, como la francesa Gala o la alemana Bunte, hayan asegurado que la mujer de Felipe VI se está “vengando” de su suegro por las “humillaciones” a las que las sometió en el pasado.

Artículo recomendado

La reina Letizia lleva 15 días 'desaparecida' pero ¡conocemos la fecha para su reaparición!

La reina Letizia lleva 15 días 'desaparecida' pero ¡conocemos la fecha para su reaparición!

Según la publicación alemana, el rey Juan Carlos ha pasado “de célebre salvador de la democracia en España a persona non grata internacional”. Una situación que no parece afectar de ningún modo a la reina Letizia, quien se estaría vengando de él por todo lo que le ha hecho pasar con anterioridad. “Humillada por su suegro durante años –la llamó despectivamente la chacha, la criada o la plebeya–, ahora es su hora de la venganza”, afirma la mencionada revista.

Rey Juan Carlos Reina Letizia

El rey Juan Carlos y la reina Letizia durante la comunión de la infanta Sofía

GTRES

Sin embargo, en la actualidad “la estructura de poder ha cambiado”. Según la publicación, Letizia habría cortado el contacto del rey Juan Carlos con sus nietas Leonor y Sofía: “El talón de Aquiles del abuelo. Sin visitas en el exilio, ni siquiera en su 83 cumpleaños, el 5 de enero”. Así, el Emérito se ha conformado con ver en esa fecha tan especial a su hija Elena, por un castigo de los actuales Reyes, tal y como recogen.

Artículo recomendado

La reina Letizia, la 'royal' más austera: cuánto ha gastado en ropa en 2020, su año más austero

La reina Letizia, la 'royal' más austera: cuánto ha gastado en ropa en 2020, su año más austero

Por su parte, la revista francesa Gala asegura que incluso antes de su boda con el entonces príncipe Felipe, el rey Juan Carlos ya estaba “convencido” de que doña Letizia acabaría alterando el orden y rompiendo el protocolo. Según han publicado, el Emérito incluso llegó a hacer un brindis en le año 2003 con las siguientes palabras: “Vamos a beber por la Corona porque nadie sabe cuánto va a durar”. Una actitud que la revista cree que ahora el marido de la reina Sofía estaría pagando.