A punto de comenzar sus vacaciones privadas en un lugar totalmente secreto, la estancia de los miembros de la casa real en Palma de Mallorca han dejado imágenes de lo más comentadas. Entre ellas, la esperada reaparición de la reina Sofía junto a su hijo, el rey Felipe, la reina Letizia y sus nietas, la princesa Leonor y la infanta Sofía. Una salida familiar tras la ceremonia de entrega de premios de la Copa del Rey de Vela en la que, sin embargo, hubo otros gestos que pasaron mucho más desapercibidos.

Artículo relacionado

Junto a la familia real también estuvieron la hermana de la reina, la princesa Irene, y su amiga Tatiana Radziwill junto a su marido, Jean Henri Fruchaud. Aunque vive junto a la reina Sofía en el palacio de la Zarzuela, la princesa Irene rara vez se deja ver en público junto a la emérita, a la que no acompaña a los actos. Por ello, fue especialmente llamativo que estuviera junto a los reyes y sus hijas en una salida en Palma de Mallorca.

Letizia Irene Sofía Leonor Felipe

La reina Sofía, muy pendiente de la princesa Irene de Grecia durante sus vacaciones en Palma de Mallorca

GTRES

Unos minutos ante las cámaras en los que se pudo percibir a la perfección la desconocida buena relación que existe entre la reina Letizia y la princesa Irene. Mientras que la princesa Leonor y la infanta Sofía se centraron en estar pendientes en todo momento de su abuela, a quien la heredera al trono no dejó de dar la mano mientras caminaban, la mujer de Felipe VI no dudó en pararse un poco para ponerse a la altura de la hermana de su suegra y conversar con ella.

Artículo relacionado

La reina Letizia tuvo más de un gesto de complicidad y se mostró muy atenta con la princesa Irene en público, lo que han pensar que entre ellas existe muy buena sintonía. Cediendo todo el protagonismo a sus hijas y su suegra, la mujer de Felipe VI también quiso así que la princesa Irene tuviera su sitio en la reunión familiar.