Después de cuatro looks de altura, doña Letizia ha retomado su faceta 'working girl' en su último acto de la semana este jueves. Antes de las 11 de la mañana, la Reina reaparecía en el Campos Google de Madrid para presidir la reunión con el Patronato de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción.

El vestidor de la mujer de Felipe VI contiene infinidad de opciones cuando se trata de apostar por un estilismo sobrio y en esta ocasión se ha decantado por el traje gris marengo de Bimba y Lola que estrenó el pasado mes de abril. Se trata de un dos piezas básico compuesto por unos pantalones tobilleros y una blazer de corte oversize con doble botonadura que nunca pasará de moda.

Artículo recomendado

La reina Letizia vuelve a Fitur: todas las anécdotas de su paso por la feria

La reina Letizia vuelve a Fitur: todas las anécdotas de su paso por la feria

Si en el día de su estreno lo combinó con un favorecedor top de encaje negro, esta vez ha optado por un sencillo jersey de cuello redondo, mucho más recatado.

Letizia

Letizia a su llegada a la reunión

GTRES

Con respecto a los complementos tampoco ha habido sorpresas. Salones negros y uno de sus bolsos favoritos, el modelo Marché de Nina Ricci con solapa delantera y cadena dorada.

La reina Letizia se mantiene ajena a todo el revuelo causado por las imágenes que Lecturas publicaba en exclusiva de Iñaki Urdangarin paseando de la mano con otra mujer. Como era de esperar, desde Casa Real se desentienden de todo lo que tenga que ver con esta situación y era el propio Iñaki quien daba la cara esta misma mañana y confirmaba su nueva situación sentimental.