La reina Letizia ha acudido esta mañana junto al rey Felipe a la recepción en honor al Cuerpo Diplomático. La expectación sobre doña Letizia ante la jornada de hoy era máxima porque en este tipo de acto puede lucir su versión más sofisticada y elegante. Acostumbrados a verla últimamente con looks ‘working girl’, hoy por fin ha sacado sus mejores galas a relucir. Para este acto formal, la reina Letizia ha rescatado uno de los vestidos más aplaudidos de su armario. Se trata de un vestido en color azul klein, uno de sus tonos favoritos, que ya lució durante la Pascual Militar celebrada en enero de 2020.

Artículo relacionado

Una vez más la reina Letizia ha apostado por una prenda que ya tenía en su armario. Se trata de un vestido largo de corte esmoquin con el que ya en su día recibió numerosos elogios. Como detalle, además de su corte, destacan el botón que le da un toque de lo más elegante y la abertura en la pierna izquierda que le da mucho movimiento a la prenda a la hora de caminar. En cuanto a la firma, es uno de los grandes misterios de este vestido, ya que por ahora se desconoce. Doña Letizia ha conseguido hoy un resultado clásico y minimal al mismo tiempo con el que ha acaparado todas las miradas.

Reina Letizia

La reina Letizia, radiante de azul klein.

Gtres

En cuanto a cómo lo ha combinado, doña Letizia ha optado por algún estreno, ya que el vestido así lo merecía.Ha sido con sus pendientes donde ha sorprendido, al estrenar unas joyas de diamantes en forma de flor. Además ha llevado su inseparable anillo de Karen Hallam. Para el calzado se ha decantado por unos salones negros. En cuanto al peinado, ha optado por un recogido formado por un moño. Ya en la Pascua Militar en la que lució este vestido llevó un recogido, pero en aquella ocasión las trenzas le dieron un aire más romántico mientras que el de hoy ha sido más sobrio. Lo mismo ha sucedido con el maquillaje, donde la reina Letizia ha optado por la naturalidad.