Este viernes, los Reyes volvían al trabajo, eso sí, desde el palacio de la Zarzuela. Se trata de la segunda ocasión en la que hemos tenido una imagen de la reina Letizia durante este confinamiento que ya suma 14 días. Con gesto serio, los monarcas han protagonizado varias videollamadas, entre las que cabe destacar la que han tenido con el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad y con Caritas.

Artículo relacionado

Ha sido la propia Casa Real la que ha compartido dos instantáneas en el mismo escenario que lo hiciera ayer mismo dejando constancia que aunque los Reyes cancelaron su agencia institucional hace ya dos semanas, siguen trabajando e interesándose por la evolución de la situación.

De lo que no cabe duda, es que la Reina ha hecho del traje de chaqueta su mayor aliado estilístico para trabajar durante estos días de aislamiento. Si bien este jueves reaparecía, tras dar negativo en la prueba del COVID-19, con una blazer y pantalón a juego en color azul marino que combinó con un sueter a rayas, en esta ocasión se ha decantado por un traje, también azul marino, pero en este caso con raya diplomática que ha completado con una camiseta básica de color blanco.

Reyes videoconferencia

Ha resultado llamativo el rostro que ha lucido doña Letizia. Con apenas maquillaje, la Reina no podía ocultar su preocupación y decidía dejar su cabello suelto una vez más sin olvidar su anillo artesanal de Karen Hallam.

La reina Letizia ha recuperado la "normalidad" después de estar en cuarentena durante más de 10 días en la primera planta del Pabellón del Príncipe lejos de su marido y susn dos hijas. Aunque dio negativo a las pruebas del COVID-19 hasta en dos ocasiones, tuvo que permanecer aislada por precaución.