La reina Letizia tenía por delante todo un reto de estilo. Esta mañana ha acudido a ARCO, una de las citas anuales a la que nunca falla y en la que siempre luce espectacular. Doña Letizia tenía el listón bien alto porque en la Feria de Arte Contemporáneo siempre luce looks espectaculares. Y lo ha superado con creces. La reina Letizia siempre arriesga en esta cita, y en esta ocasión ha apostado por uno de sus conjuntos favoritos, el traje de chaqueta y pantalón de rayas diplomáticas. Pero reinventándolo. Esta vez no se ha quedado en lo clásico y ha ido más allá al reinventarlo de una forma con la que ha estilizado al máximo su silueta.

Artículo recomendado

La reina Letizia arrasa con su nuevo piercing con truco valorado en 1.800 euros

La reina Letizia arrasa con su nuevo piercing con truco valorado en 1.800 euros

La reina Letizia ha acaparado todas las miradas con este traje de estreno de chaqueta azul marino con rayas blancas que ha llamado la atención por el cinturón tipo fajín que ha atado en forma de lazo en su cintura. De esta forma ha logrado su silueta favorita, la ceñida a la cintura, de una forma súper bonita y rompedora. Con los hombros pronunciados de la chaqueta y el corte recto del pantalón, ha conseguido un efecto con el que ha estilizado más si cabe. Unos zapatos de tacón en azul marino han sido el remate a este look tan elegante con el que ha reinventado el clásico traje de chaqueta de la forma más ideal.

Reina Letizia Arco

La reina Letizia

Gtres

Y si con el estilismo ha sorprendido, con el peinado no ha sido menos. Hacía tiempo que no veíamos a la reina Letizia con moño, y hoy no se ha resistido y ha pensado que esta era la forma perfecta de dar un toque de sofisticación y rejuvenecedor a su look. Sin duda, ha acertado de pleno con esta elección tan cómoda. Además, este peinado es perfecto para dejar al descubierto sus pendientes, con los que ha dado un plus de elegancia a un outfit rompedor y clásico al mismo tiempo. Sus pendientes no han pasado desapercibidos porque además de ser nuevos, este diseño de la firma española Gold & Roses cuesta 1.800 euros y está realizado en oro rosa de 18 quilates, diamantes y esmeraldas.