La reina Letizia deja solo a su marido, Felipe VI, al frente de una tradición de más de 300 años que se le resiste

Felipe VI ha reaparecido sin la reina Letizia en una tradición real de más de 300 años a la que el monarca no acudía desde 2018

Adrián López
Adrián López

Redactor digital de Lecturas

Felipe VI
GTRES

Desde hace más de 300 años la Familia Real española cumple una tradición que Felipe VI (56 años) ha retomado este 2024 tras seis años de ausencia. Cientos de personas se agolpaban a los alrededores de la Basílica del Cristo de Medinaceli de Madrid desde primera hora de la mañana cuando ha llegado el monarca sin Letizia, que se resiste a acompañar a su marido a esta cita tan importante para la Corona.

Como todos los primeros viernes de marzo, al menos desde hace un siglo, todos los devotos de esta talla, un cristo nazareno del siglo XVII, se concentran para rezar y pedir ante la imagen de Jesucristo. Y es que en este día se celebra un popular besapiés de la imagen, concretamente del izquierdo. En los últimos años algún miembro de la familia, cumpliendo con la tradición, asiste a esta romería, por lo que los allí presentes esperaban a la reina Sofía, quien más veces ha venerado al Cristo. No obstante, todos se han llevado una sorpresa al ver al monarca.

Artículo recomendado

Caso Antonio Tejado: la declaración de la empleada del hogar de María del Monte da un nuevo giro

Antonio Tejado

El Rey saludó al llegar a todos los devotos y entró en el templo bajo el himno de España, que ha sido interpretado por el órgano de la propia iglesia. El marido de Letizia se santiguó y besó el pie izquierdo del la talla y ha renovado así su compromiso con la tradición madrileña. Un momento muy emotivo y significativo para todos aquellos que se acercan allí para cumplir con su deber. Fue en 2018 cuando Felipe visitó el Cristo por última vez y desde entonces ha sido su madre la que representado a la Corona todos los años. Una cita a la que no sabemos si a partir de ahora volverá el Rey, que ha ido solo. Letizia solo ha ido una vez. Fue en marzo de 2004, antes de que se diera el 'sí, quiero' con el hijo de Juan Carlos y Sofía.

Felipe VI

Felipe VI llevaba seis años sin acudir al besapiés. 

GTRES

Felipe también ha tenido un tiempo en el que pensar y recogerse frente al Cristo para después pasar a firmar en el Libro de Honor del templo. Además, el monarca ha posado para una instantánea con los miembros de la Fraternidad de Padres Capuchinos, quienes se encargan de custodiar la Basílica del Cristo de Medinaceli. 

Tras cumplir con la tradición, que ha durado unos veinte minutos, el marido de Letizia ha sido el encargado de entregar las Becas Iberdrola en el edificio que la empresa tiene en Madrid. Un evento en el que Felipe muestra su compromiso por la educación y el crecimiento económico de nuestro país, ya que se fomenta la formación de jóvenes profesionales de alto nivel en el terreno de la energía, cursando estudios en diferentes áreas de interés como la ingeniería informática, las matemáticas, el 'big data' o la ciberseguridad. 

Artículo recomendado

La prensa internacional analiza el último cambio de look de la reina Letizia y la opinión es unánime

Letizia

La Basílica del Cristo de Medinaceli

Tan comprometida está la Corona con esta tradición, que desde su propia web explican cómo es la Basílica de Jesús de Medinaceli, una de las cinco que existen en Madrid. "Famosa por albergar la imagen del Cristo de Medinaceli, un cristo nazareno del siglo XVII de gran devoción entre los madrileños", dice la Casa Real. 

"El templo, declarado basílica menor por el papa Pablo VI en 1973, se levanta sobre el antiguo Convento de trinitarios descalzos de Nuestra Señora de la Encarnación. Es la sede canónica de la Archicofradía Primaria de la Real e Ilustre Esclavitud de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Medinaceli.  Actualmente está regida por una comunidad de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos", añaden. 

Loading...