El juez de Instrucción número 16 de Sevilla, Juan Gutiérrez Casillas, esperaba con previsión la posible solicitud de los abogados de los cinco detenidos que se encuentran en prisión preventiva tras su decreto, pero aunque tendría reservada la mañana del viernes, 1 de marzo, las peticiones no se han materializado y solo hay una comparecencia de la que tengamos constancia por el momento. 

Las posibles razones para retrasar la declaración voluntaria

Aunque hay seis detenidos que permanecen en prisión provisional tras la decisión del juez asignado para la instrucción en el proceso del caso vinculado a la 'Operación Abgena', lo cierto es que todas las miradas están puestas sobre Antonio Tejado como presunto "autor intelectual" y "cooperador necesario" en el robo a su tía María del Monte el pasado verano. 

Todavía no hay nada probado, pero son muchas las informaciones que se han ido publicando a lo largo de estas tres últimas semanas, lo que hizo que Fernández Velo, el abogado del sobrino de la artista, pidiera cautela a los medios de comunicación para que tuviéramos cuidado con informaciones que solo son "futuribles" o "hipótesis" y que pueden "hacer daño" a su cliente. 

Fue en ese momento en el que se quedaba en el aire una posible declaración voluntaria de los presuntos miembros de la banda, aunque también se mostraba paciente con los plazos y únicamente manifestaba su voluntad de trabajar al lado de su defendido antes de confirmar o desmentir siguientes pasos en el proceso. 

Conforme han ido avanzando los días se han ido disipando las posibilidades de que los presuntos miembros de la banda llegaran a tiempo para una declaración solicitada por sus letrados y poder ofrecer así su versión de los hechos, lo que puede deberse a otra declaración que sí se está produciendo en el Juzgado de Instrucción Número 16 de Sevilla. 

Cabe recordar que el magistrado decretó la prisión provisional sin fianza e incomunicada, pero tal y como nos explicaba el funcionario de prisiones con el que hablamos en Lecturas, esa medida es tan cautelar como limitada, lo que podría haberse modificado en los últimos días. Aunque no fuera así, los equipos de abogados de los seis detenidos podrían haber fijado una estrategia conjunta para esperar la declaración de una de las testigos este viernes, 1 de marzo: la de la empleada del hogar de la casa de María del Monte que se encontraba con ellas esa madrugada, Damaris. 

De posible sospechosa a testigo y víctima de lo ocurrido

Dos de las primeras en declarar ante el juez en este proceso eran María del Monte y su mujer, Inmaculada Casal, que durante estos meses han permanecido calladas por la recomendación de los investigadores para no entorpecer su trabajo, pero a la salida del juzgado sí querían dejar clara su "confianza en la Justicia" y transmitían un mensaje de calma porque aunque no han recuperado nada, no pierden "la esperanza". 

Artículo recomendado

Giro en el caso Antonio Tejado: su abogado se desmarca de la sospecha de la Guardia Civil que puede afectar a su imputación

Antonio Tejado

"Estamos sanas y estamos bien, que es lo importante", decía la artista una vez habían terminado su declaración como víctimas del asalto que se producía en su vivienda el 24 de agosto de 2023 y que fue perpetrado, siempre presuntamente, por la banda que está siendo investigada y procesada en la instrucción del caso. 

Una vez se interpone la denuncia y se empieza a investigar el supuesto robo, la Guardia Civil pone todas las cartas sobre la mesa y un aspecto que, ya hemos visto, destaca es la información manejada por las personas que allanaron la vivienda esa noche. De esta forma, había que valorar quiénes tenían acceso a esos datos, rutinas y horarios por su presunta implicación. 

Fue en ese primer momento cuando la empleada del hogar, Damaris, presente en el lugar de los hechos en el momento en el que los encapuchados entraron en el domicilio, se ponía en "el radar" de los responsables de la investigación, tal y como informaba Manuel Marlasca en 'TardeAR', pero rápidamente se descartaba al evaluar los indicios, escuchas, objetos incautados en los registros y las declaraciones.

Su comparecencia se ha hecho esperar y eso puede indicar muchas cosas, pero lo cierto es que la defensa de Antonio Tejado y del resto de presuntos implicados en este caso estará muy pendiente de lo que la trabajadora diga ante el juez Antonio Gutiérrez Casillas, que la ha citado como testigo de lo ocurrido en la vivienda de su jefa.

En esta cita judicial se ven las caras Damaris, que ha llegado ocultando su rostro y en completo silencio alrededor de las 9 de la mañana al juzgado, con el abogado de Tejado, así como con el prestigioso penalista elegido por María del Monte, Francisco Baena Bocanegra.

Según ha confirmado el programa 'Vamos a ver', el testimonio de esta quinta persona que habría sido víctima de los asaltantes es completamente acorde a la primera versión que aportaba y ha relatado "el horror y el miedo" vivido durante el robo, cuando según sus palabras los presuntos ladrones la mantuvieron "encerrada en el sótano" de la vivienda en la que trabaja. Además, Damaris pensaba que los asaltantes habían matado a María del Monte y a Inmaculada Casal.