La misa celebrada en Londres en homenaje a Constantino de Grecia ha dejado momentos de lo más destacados. Entre ellos, el reencuentro público de los reyes Felipe (56 años) y Letizia (51 años) con el rey Juan Carlos (86 años). Desde que el emérito se marchó a vivir a Abu Dabi, han sido muy pocas las ocasiones en las que se les ha podido ver juntos. Pero este homenaje celebrado en Windsor para recordar al hermano de la reina Sofía (85 años), fallecido en Grecia hace poco más de un año, ha hecho que padre, hijo y nuera se hayan vuelto a ver. Un reencuentro que ha dejado detalles que están siendo de lo más comentados.

El momento protagonizado por los reyes Juan Carlos y Felipe

Que los reyes Felipe y Letizia coincidan con el rey Juan Carlos lleva a que todas las miradas estén puestas en ellos. Hace ya tiempo que los actuales Reyes decidieron desmarcarse del padre de don Felipe para que sus polémicas no empañaran más de la cuenta la imagen actual de la monarquía. Sin embargo, esta vez lo que ha destacado ha sido el acercamiento que ha habido entre padre e hijo y del que no les ha importado presumir públicamente. Ya dentro de la capilla de San Jorge, la imagen ha resultado reveladora. El rey Juan Carlos se ha sentado al lado de la reina Letizia y apenas ha habido gestos de tensión. Pero lo más llamativo estaba por llegar.

Juan Carlos, Felipe y Letizia
Gtres

Artículo recomendado

La reina Letizia, impecable con capa y un vestido midi en la misa homenaje a Constantino de Grecia en Londres

Felipe y Letizia

Ha sido el rey Felipe el que ha ayudado a su padre a salir de la capilla de San Jorge en la que se ha celebrado el homenaje. El actual monarca, sabiendo de los problemas de movilidad del emérito, lo ha agarrado del brazo y le ha servido de soporte para que haya caminado desde su asiento y hasta el exterior de la capilla. Un exterior en el que todas las miradas las ha acaparado la reina Letizia por el gesto con el que ha mirado la estampa que han protagonizado padre e hijo.

La mirada reveladora de la reina Letizia a los reyes Juan Carlos y Felipe

Mientras el rey Felipe ha ayudado a su padre, la reina Letizia no ha podido evitar mirar y su mirada ha resultado reveladora. Si algo caracteriza a la Reina es que es una mujer muy expresiva, y lo que ha transmitido su mirada ha sido que ha marcado distancias con el momento familiar de padre e hijo y que ella se mantiene firme en su postura de mantenerse lo más alejada posible de momentos familiares relacionados con el rey Juan Carlos.

Juan Carlos y Felipe y Letizia
GTRES

Artículo recomendado

Las infantas Elena y Cristina reaparecen muy unidas y junto a Juan Urdangarin en la misa por Constantino de Grecia en Londres

Infantas Elena Cristina y Juan Urdangarin

Otro momento en el que la mirada de la reina Letizia ha resultado reveladora, ha sido cuando ha mirado hacia el exterior de la capilla mientras su marido y su suegro han protagonizado el momento. Y mientras, otra cuestión que ha resultado significativa ha sido que a su lado ha estado en todo momento la reina Sofía.

La reina Sofía, testigo del momento entre los reyes Juan Carlos y Felipe

En el instante en el que los reyes Juan Carlos y Felipe se han convertido en protagonistas por la imagen que han protagonizado juntos, agarrados del brazo e incluso hablando, la emérita también ha estado unos pasos atrás. Doña Sofía se ha quedado en un segundo plano junto a doña Letizia y también junto a su hermana Irene de Grecia. De hecho, ha resultado imposible tener una imagen de los eméritos juntos.

Artículo recomendado

Del breve instante entre Letizia y Marie Chantal al 'bracito' de Felipe: los 6 momentos clave de la misa a Constantino de Grecia

Felipe, Letizia y Juan Carlos

La reina Sofía, en lugar de sentarse junto al rey Juan Carlos y los reyes Felipe y Letizia durante la misa, se ha sentado junto a la familia real griega. La razón, que ella pertenece a la familia y que era la hermana del homenajeado. La excusa perfecta para librarse de protagonizar imágenes junto a su marido.