"Majestuosas montañas, paisajes verdes, aire fresco... ¡No hay nada mejor que pasar un día en el pintoresco Ajloun! Gracias a su cálida gente y a los equipos de Sawwah y Ajloun Forest Reserve por la memorable visita de hoy". Con estas palabras actualizaba Rania de Jordania sus redes sociales este martes.

Artículo relacionado

Y por fin, la mujer del rey Abdalá II retoma su agenda tras el largo periodo de cuarentena que se ha vivido en Jordania. Lo hacía visitando diferentes enclaves de su país, tal y como están haciendo muchos miembros de otras Casas Reales, con el objetivo de promocionar el turismo nacional.

Rania de Jordania
Gtres

Acompañada de varios ciudadanos que no han querido perder la oportunidad de caminar junto a ella, Rania ha recorrido los bosques verdes y las majestuosas montañas de Ajlun, una pequeña ciudad ubicada al noroeste de Amán. Se trata de una zona caracterizan por su impresionante paisaje.

Lo hacía con un atuendo informal con el que volvía a demostrar que ella es una verdadera "reina de estilo", reinventando un estampado de lo más clásico: el marinero. Rania ha optado en esta ocasión por las rayas marineras en una blusa de estreno. Se trata de una exclusiva creación de la marca de lujo Tibi, un modelo de la colección del verano pasado de la firma, con un precio de 350 euros, ahora disponible en las rebejas.

Rania de Jordania
Gtres

La blusa es un diseño con escote redondo decorado con una cinta al cuello rematada con una hebilla de color marrón, mangas abullonadas, silueta suelta y, lo más llamativo, sobre un fondo de color blanco se estampan una serie de rayas horizontales y verticales. El toque personal de Rania lo aporta un cinturón de piel marrón que marca la cintura y crea un efecto acampanado en el bajo.

La soberana completaba su look con un pantalón ajustado de color azul marino, unas botas de montaña de color negro y unas gafas de sol firmadas por Prada.