El rey Juan Carlos ha protagonizado este viernes 20 de mayo la imagen más buscada. Tras dos años viviendo en Abu Dabi, el emérito llegaba anoche a Sanxenxo (Pontevedra) para disfrutar de la Copa de España de vela de la clase 6mR, en la que participa el Bribón y esta misma mañana reaparecía en el Real Club Náutico, donde se ha dado un auténtico baño de multitudes. Sin embargo, no todo han sido buenas noticias para el padre de Felipe VI.

Artículo recomendado

La próxima visita del rey Juan Carlos a España ya tiene fecha (y lugar)

La próxima visita del rey Juan Carlos a España ya tiene fecha (y lugar)

Aunque hasta el último momento se planteaba la posibilidad de que el rey Juan Carlos participara en la competición al mando del Bribón, finalmente el emérito ha seguido la regata desde una lancha aledaña de nombre Cristina. Así, el padre del rey Felipe VI no ha podido cumplir por el momento con su ilusión de volver a ponerse a los mandos de la embarcación.

rey Juan Carlos

El rey Juan Carlos sigue las regatas desde la embarcación 'Cristina'

GTRES

Una decisión motivada por los evidentes problemas de movilidad del rey Juan Carlos, que durante esta primera jornada en Sanxenxo ha caminado ayudado por us bastón y una persona, en la que se ha apoyado para bajar al muelle y subir a bordo. A ello se suma el fuerte viento que ha hecho hoy en alta mar, lo que hacía más complicado que el emérito se subiera en el Bribón.

Por ello, por el momento la única imagen que ha protagonizado el padre del rey Felipe VI ha sido en la embarcación Cristina, la cual sí que ha dirigido junto con su amigo Pedro Campos. Eso sí, el rey Juan Carlos tendrá todavía una oportunidad más para poder ponerse al mando del Bribón: mañana, cuando la tripulación volverá a salir a competir.

Artículo recomendado

La infanta Elena, orgullosa y feliz, no se separa del rey Juan Carlos durante su periplo por Sanxenxo

La infanta Elena, orgullosa y feliz, no se separa del rey Juan Carlos durante su periplo por Sanxenxo

Es más, Campos, quien se ha convertido en el anfitrión del rey Juan Carlos, confesaba ayer que iban a intentar por todos los méritos que este fin de semana “empiece” de nuevo a navegar. “Lo que nos transmite él y su entorno es que está físicamente bien, otra cosa es que lleva tres años sin navegar y eso le preocupa”, afirmaba. Un deseo que, por el momento, no ha podido cum