Era la imagen que más buscaba. El primer paso que el rey Juan Carlos llevaba dos años esperado y que ahora, con sus asuntos judiciales en calma, ha encontrado el momento de materializar. Con el beneplácito de Zarzuela, el rey emérito ha regresado a España para acudir a a Copa de España de Vela que se celebra en Sanxenxo (Pontevedra), una de las citas a las que nunca ha querido faltar y que le acerca al grupo de íntimos que nunca le ha fallado. A su lado, como siempre, la infanta Elena, que se despejaba la agenda para acompañar a su padre en este primer regreso.

Artículo recomendado

El intenso primer día que le espera al rey Juan Carlos en Sanxenxo

El intenso primer día que le espera al rey Juan Carlos en Sanxenxo

Pasadas las 12.30 horas, don Juan Carlos, uniformado y con gorra de color rojo, abandonaba la casa de su amigo Pedro Campos en coche junto a la infanta Elena, quien no se ha separado de él ni un momento. El monarca no dudaba en bajar la ventanilla y contestar con un firme "muy bien" a las preguntas de los periodistas que se interesaban por su estado de ánimo.

Juan Carlos

El rey Juan Carlos reaparece en Sanxenxo

GTRES

Ya en el Real Club Náutico, muy sonriente aunque con evidentes problemas de movilidad, se daba un auténtico baño de multitudes al grito de ¡Viva el Rey!.

Artículo recomendado

La infanta Elena, orgullosa y feliz, no se separa del rey Juan Carlos durante su periplo por Sanxenxo

La infanta Elena, orgullosa y feliz, no se separa del rey Juan Carlos durante su periplo por Sanxenxo

El emérito, que llegaba este pasado jueves, ha acudido a uno de los eventos a los que siempre ha tenido un cariño especial: la Copa del España de Vela. Finalmente, don Juan Carlos no se ha puesto al mando del Bribón pero ha seguido la regata desde una lancha aledaña.

Juan Carlos
GTRES

El respiro judicial que se le ha dado al rey Juan Carlos ha propiciado un adelanto en los ansiados planes del rey emérito. Instalado en Abu Dabi desde hace dos años y donde continuará fijada su residencia habitual, el emérito ha puesto rumbo a España. Un primer paso -al parecer, de muchos- que le ha acercado al que fue su hogar y donde ha podido reencontrarse con algunos de sus amigos más cercarnos. La excusa perfecta para organizar esta visita y limar asperezas con la actual Familia Real.

Rey Juan Carlos

El rey Juan Carlos haciéndose a la mar 

Gtres

Una de las imágenes del día ha sido cuando el ex jefe de Estado se ha animado a salir a navegar. Se ha montado en la segunda embarcación del 'Bribón', de nombre 'Cristina', con evidentes problemas de movilidad y ayudado por su bastón y una persona en la que se ha apoyado para bajar al muelle y subir a bordo. Algunas informaciones apuntaban a que iba a llevar el timón de su barco para competir en las regatas.