Una gestión nefasta

Los príncipes Ana y Eduardo tachan de culpable al secretario de la reina Isabel

Dos de los hijos de la monarca británica aseguran que la gestión de la crisis de la Casa Real por parte de Sir Edward Young ha sido nefasta

Eduardo y Ana de Inglaterra
Gtres

Actualizado a

Parece que el comunicado de la reina Isabel tras la reunión que la Familia Real británica ha tenido esta misma tarde en la residencia de Sandringham no es el fin de la crisis de la Corono inglesa. Todo lo contrario. Ya hay un supuesto "culpable" de esta situación y han sido los príncipes Eduardo y Ana los encargados de señalar con el dedo sin ningún pudor.

Relacionado con esta noticia

Sir Edward Young, secretario privado de la reina, ha sido quien se ha convertido en el principal "causante" de la crisis provocada por el denominado Megxit, el anuncio de los duques de Sussex de comenzar una nueva vida en Norteamérica al margen de sus deberes y responsabilidades con el Palacio Buckingham.

Sir Edward Young
Buckingham Palace

Según informaba hace escasas horas el diario The Times, los príncipes Eduardo y Ana le han pedido a su madre que despida a su secretario, al que también culpan de haber generado los problemas ocasionados por la entrevista que el príncipe Andrés concedió en relación con el caso Epstein al no haber manejado correctamente la situación.

Tal y como han indicado los hijos de la monarca, parece que Sir Edward Young carece de la autoridad necesaria para hacer frente a este tipo de conflictos, siendo incapaz de defender temas tan relevantes como han sido la popularidad del príncipe Eduardo, y ahora la situación con Harry y Meghan. La princesa y el conde de Wessex, hasta ahora al margen de los recientes problemas de su familia, habrían decidido en consecuencia intervenir para prescindir de él.

Isabel y Carlos de Inglaterra
Gtres

Young fue nombrado secretario privado de la reina Isabel II hace dos años, después de que el príncipe Carlos y Andrés de York lograran deshacerse de Christopher Geidt, su predecesor. En la elección de la persona responsable de este puesto el heredero Carlos tuvo mucho que ver ya que, según indicaban los rumores, el príncipe buscaba a una figura algo más "débil" con el objetivo de ganar peso dentro de la corte de su madre. En cuanto al duque de York, le interesaba librarse de Geidt porque este había advertido de los problemas que podía ocasionar su vinculación con el caso Epstein.

Ahora, a la hora de hacer frente a los dos temas que más quebraderos de cabeza le han traído a la soberana, muchos miembros de Palacio no han podido evitar acordarse de la disciplina de Geidt, con quien creen que "nada de esto hubiera pasado", según aseguran fuentes de The Times.

La situación de la Familia Real británica parece debilitarse y muchos medios apuntan a la edad de la propia reina. "Todo el mundo espera que la reina -de 93 años- viva para siempre, pero su presencia supone que el sistema se haya atrofiado. Se supone que Edward Young debería tenerlo todo atado, pero es incapaz", se publicaba en diferentes medios ingleses. Un aspecto en el que, ademas de la edad de la monarca, ha influido la jubilación del duque de Edimburgo, quien al parecer era el encargado de arbitrar en los conflictos familiares, sobre todo tras la salida de Geidt.

Sea como sea, todo apunta a que dentro del Palacio de Buckingham ha comenzado una "guerra" de amenazas a raíz del Megxit. Tal como ha revelado también The Times, el príncipe Harry sospecha que fue o bien el equipo de su padre o el de su hermano quien filtró a la prensa su intención de mudarse a Canadá con Meghan y su hijo, mientras que el príncipe Carlos le echa la culpa al equipo de relaciones públicas estadounidense contratado por Meghan Markle, una figura cercana al periodista que levantó la liebre.

Más Sobre...

Isabel II de Inglaterra Carlos de Inglaterra Casas Reales

Te recomendamos

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?