La Super Bowl es mucho más que una final de fútbol americano, desde hace décadas se ha convertido en un acontecimiento que reúne a millones de personas frente al televisor para disfrutar de un show sin precedentes que en esta edición ha dado un espacio al rap y al hip hop con nombres tan conocidos como Eminem o Kendrick Lamar, entre otros. Plenamente adaptado a su vida en Estados Unidos, el príncipe Harry no ha querido perderse esta cita con el deporte y aunque intentó pasar desapercibido las cámaras le captaron desde las gradas.

A diferencia de sus últimas apariciones públicas, esta vez no estuvo acompañado por su mujer Meghan Markle pero su compañía no dejó indiferente a nadie. Tal y como se puede ver en las imágenes publicadas por el diario británico Daily Mail, Harry disfrutó de la velada junto a su prima, Eugenia de York, prueba de que a pesar de la distancia su relación sigue intacta.

Artículo recomendado

El príncipe Harry amenaza con demandar al Gobierno británico por su seguridad

El príncipe Harry amenaza con demandar al Gobierno británico por su seguridad

La hija de Andrés de Inglaterra habría viajado hasta Estados Unidos para pasar unos días junto a su primo y es que a pesar de que Harry haya roto con todo lo referente a la Casa Real provocando así momentos de tensión con su padre y su hermano, eso no ha afectado al vínculo que guardan con Eugenia y su marido.

Cabe recordar que la propia Meghan Markle contó que ella conocía a Eugenia mucho antes de a Harry, un hecho que seguro ha fomentado el buen rollo entre ellos: "Fue cómodo. Somos amigos de ellos como pareja", reveló la actriz durante la controvertida entrevista que ofrecieron a Oprah Winfrey.

El hecho de que la final de la Super Bowl se celebrara en el SoFi Stadium de Inglewood, muy cercano a Los Ángeles, provocó que el partido contara con la presencia de caras muy conocidas de Hollywood como Justin Bieber, Kendall Jenner o la popular presentadora Ellen DeGeneres.