Más de un mes ha tardado el príncipe Harry en realizar su primera aparición pública en 2022. Tras un 2021 en el que Meghan Markle y él decidieron dar un paso adelante con numerosos actos, los duques de Sussex habían pasado todo el inicio de año sin dejarse ver. Hasta ahora.

Artículo recomendado

Meghan Markle y el príncipe Harry, salpicados por la polémica de Joe Rogan en Spotify

Meghan Markle y el príncipe Harry, salpicados por la polémica de Joe Rogan en Spotify

El nieto de Isabel II ha reaparecido durante una charla virtual sobre salud mental organizada por la plataforma especializada BetterUp. En ella, el nieto de Isabel II ha tenido la oportunidad de mantener una conversación con la tenista Serena Williams, a quien ha contado algunos detalles hasta ahora desconocidos de su vida familiar.

En concreto, el príncipe Harry ha contado que cada mañana dedica entre 30 y 45 minutos a sí mismo, aprovechando que su hijo mayor, Archie Harrison, se encuentra en la escuela y la menor, Lilibet Diana, todavía no se ha despertado. “Uno de los niños ha ido a la escuela, el otro está durmiendo… Hay un descanso en nuestro programa diario para hacer ejercicio, sacar a pasear al perro, salir a la naturaleza, tal vez meditar…”, ha explicado.

Unas palabras con las que el príncipe Harry ha dejado claro lo importante que es para él la meditación, algo que, según él, es lo primero que desaparece cuando no hay suficiente tiempo: "El cuidado personal es lo primero que desaparece. Estoy feliz de admitirlo, como esposo, como padre”.

Artículo recomendado

Meghan Markle y el príncipe Harry se quedan sin sus últimos patronatos: Isabel II ya tiene sustitutos

Meghan Markle y el príncipe Harry se quedan sin sus últimos patronatos: Isabel II ya tiene sustitutos

Más allá de los detalles sobre su rutina familiar que ha desvelado, durante su intervención ha llamado poderosamente la atención la apariencia del príncipe Harry. Parece que las polémicas que ha protagonizado en el último año están haciendo mella en su físico, ya que ha perdido algo de pelo desde su última aparición pública. Además, el duque de Sussex lo lleva mucho más corto que en otras ocasiones ya que, desde que dejó atrás la casa real británica, había optado por un look más relajado con unos centímetros de más.