El príncipe Harry ha sido el gran ausente de una fiesta importante para una persona muy cercana. Alexander Gilkes, uno de sus mejores amigos, ha celebrado en Andalucía su 40 cumpleaños. El multimillonario británico ha organizado una fiesta flamenca a la que han acudido numerosos invitados.

Artículo relacionado

Los asistentes al evento, entre los que estaba su novia la tenista María Sharapova, han lucido un atuendo de lo más flamenco. Flores, volantes, lunares y sombreros no han faltado en esta fiesta en la que ha habido caballos y comida andaluza. A juzgar por las fotografías que el cumpleañero ha compartido en las redes sociales el duque de Sussex se lo hubiera pasado en grande. Pero ha preferido no viajar a nuestro país.

El motivo se desconoce. Durante los días que ha durado el viaje de los invitados a España Harry no tenía ningún acto oficial con el que cumplir. De hecho se desconoce dónde están pasando los duques de Sussex sus primeros días de vacaciones.

La razón de esta ausencia podría ser el pequeño Archie. Este es el primer verano que Meghan y Harry pasan como padres. Teniendo en cuenta que el hijo de los duques de Sussex nació hace tres meses, los recién estrenados papás estarían pasando sus vacaciones centrados en él.

Pero la ausencia del hijo pequeño de Diana de Gales en el cumpleaños de uno de sus mejores amigos ha vuelto a generar críticas hacia Meghan Markle. Son muchos los que aseguran que la duquesa de Sussex ha apartado a su marido de su grupo de amigos y este sería un ejemplo más del distanciamiento.

Harry no ha sido la única ausencia destacada del evento. Su hermano el príncipe Guillermo también es muy amigo de Gilkes. Él tampoco ha viajado hasta España para acompañar a su amigo en su cuarenta cumpleaños, ya que se encuentra disfrutando de sus vacaciones en la isla de Mustique.