El príncipe Harry ha dejado claro en numerosas ocasiones que tiene muy presente a su madre en su día a día. El duque de Sussex ha hecho referencia a Diana de Gales para justificar algunas de las decisiones que ha tomado en los últimos años, como su salida de la casa real británica o su apoyo a causas sociales, algo que, según el que fuera biógrafo de Lady Di, Andrew Morton, no es casualidad.

Artículo recomendado

El príncipe Harry protagoniza una accidentada reaparición tras el Jubileo de Platino

El príncipe Harry protagoniza una accidentada reaparición tras el Jubileo de Platino

Tal y como ha contado Morton en su podcast del diario ‘Mirrow’, llamado ‘Pod Save The Queen’. el príncipe Harry consulta todos y cada uno de sus pasos con su madre, con quien se comunica “en un sentido espiritual”.

Príncipe Harry

El príncipe Harry, en una imagen de archivo

GTRES

“Creo que la influencia de Diana ha durado más de lo que nadie pensaba porque sus abanderados en vida, Guillermo y Harry, no la han olvidado y han realizado conciertos en su memoria”, ha asegurado Morton, antes de destapar uno de los aspectos más íntimos y personales del príncipe Harry.

“El propio Harry dice que nunca toma una decisión sin consultarla con ella en un sentido espiritual. [Diana] marcó un punto de inflexión en la forma de comportarse de la familia real y a través de su comportamiento ayudó a modernizar y humanizar a la familia real”, ha continuado.

Artículo recomendado

La firme condición de Isabel II a Meghan y Harry en el encuentro con Lilibet

La firme condición de Isabel II a Meghan y Harry en el encuentro con Lilibet

Morton no se ha quedado ahí y ha desvelado algunos detalles de cómo se gestó la decisión de Meghan Markle y el príncipe Harry de dejar atrás la familia real británica. “Harry estaba teniendo conversaciones en un hotel de Londres con Oprah Winfrey en noviembre de 2018, solo seis meses después de casarse. Así que estaban pensando en una dirección de viaje diferente desde el principio”, ha asegurado, dando a entender que los duques de Sussex decidieron tomar su propio camino mucho antes de lo que se ha publicado.