El próximo 14 de noviembre el príncipe Carlos de Inglaterra cumple 71 años. Una fecha muy especial para él que en esta ocasión tendrá que pasar sin la compañía de su familia. Al hijo de Isabel II no le gusta hacer grandes celebraciones cuando cumple años. El año pasado, que cumplía una cifra redonda, sí que hizo una celebración un poco más especial. Tomó el té con setenta personas, entre ellas su mujer y sus hijos. Él prefiere pasar desapercibido y hacer una celebración íntima en la que solo estén sus más allegados. Pero en esta ocasión ni siquiera Camilla Parker Bowles estará con él en un día como este. ¿El motivo? Los compromisos profesionales que tiene que atender el heredero al trono.

Artículo relacionado

En la agenda del padre de los príncipes Guillermo y Harry hay un viaje a la India que le mantendrá ocupado el día en el que tiene que soplar las velas. Ningún miembro de la familia real británica le acompañará. Al igual que ocurrió la semana pasada con el viaje del príncipe Carlos a Japón, su mujer se quedará en casa ya que no le gusta realizar viajes largos en avión por su miedo a volar. Así que no les quedará más remedio que celebrarlo unos días más tarde.

Camilla, lejos del príncipe Carlos por su cumpleaños

Lo que llama la atención es que tras el viaje del hijo de Isabel II a la India, el matrimonio se reencontrará en Nueva Zelanda, donde tienen previsto un viaje oficial del 17 al 23 de noviembre. Esta vez por mucho que le den miedo los aviones la duquesa de Cornualles sí que se subirá a uno durante varias horas para llegar a su destino. Por eso es de extrañar el hecho de que no coja un avión para pasar junto a su marido un día tan señalado en el calendario como el de su cumpleaños.