El príncipe Andrés ha decidido intentar controlar los daños que para la casa real ha tenido su relación con el millonario pedófilo estadounidense, Jeffrey Epstein. En una decisión sin precedentes, el hijo de la reina Isabel II ha ofrecido una entrevista a la BBC para aclarar su relación con el escándalo sexual y admitir su error.

El hijo de la reina Isabel II era un buen amigo del empresario estadounidense, que se suicidó el pasado agosto en la cárcel mientras esperaba juicio y al que se le acusaba de múltiples delitos de abusos sexuales. Ambos fueron fotografiados juntos en el año 2010, cuando el magnate ya había sido condenado por abusos sexuales. El miembro de la familia real, además, se alojaba en la mansión del financiero. Unas decisiones que han afectado de lleno a su imagen pública.

Príncipe Andrés

“Me resultaba muy cómodo alojarme allí. He pensado durante mucho tiempo en ello. Al final, con la perspectiva que te da el tiempo, me doy cuenta de que no fue correcto. Pero a la vez, creo que fue algo honorable y apropiado en ese momento. Mi juicio suele verse influido por mi tendencia a actuar de un modo honorable”, ha explicado muy arrepentido el príncipe. El duque de York también quiso dejar claro que “no tenía ni idea de que utilizaba a las chicas para el tráfico sexual. Nunca me lo dijo”.

La implicación del duque de York vino de la mano de Virgina Giuffre, quien aseguró ante las cámaras de la NBC News que había mantenido relaciones sexuales con el miembro de la familia real en más de una ocasión cuando apenas tenía 17 años. A sus declaraciones hay que añadir una fotografía del año 2001 en la que el príncipe aparece rodeándola por la cintura.

Artículo relacionado

Unos hechos que el príncipe ha negado categóricamente porque ese día estaba llevando a su hija mayor, la princesa Beatriz, a una fiesta en una pizzería de Woking, a las afueras de Londres. “No ocurrió. Puedo decirle categóricamente que nunca pasó. No me acuerdo en absoluto de haber conocido en alguna ocasión a esta señorita”, insistió el príncipe durante la entrevista.

Las contradicciones del hijo de la reina Isabel II han provocado que su relato se ponga en duda. Según los medios del país, es especialmente llamativo el hecho de que el príncipe recordara exactamente la noche del 10 de marzo de 2011. El duque de York también negó haber estado en el club Tramp’s a pesar de que existen numerosos testimonios gráficos de ello.

príncipe Andrés

Durante la entrevista, además, Andrés acusó directamente a la joven de mentirosa. “No estoy en la posición de saber lo que está intentado conseguir, pero puedo decirte categóricamente que no recuerdo haberla conocido. No recuerdo haberme hecho ninguna fotógrafía y he dicho firme y frecuentemente que nunca hemos mantenido ningún contacto sexual”.

Después de que saliera a la luz su relación, la casa real decidió pronunciarse le pasado mes de octubre a través de una declaración oficial del portavoz del palacio de Buckingham. “El duque de York está conmocionado ante las recientes noticias sobre los presuntos delitos de Jeffrey Epstein. Su Alteza Real condena la explotación de cualquier ser humano y la sugerencia de que pudiera haber participado, consentido o animado algo así es algo aborrecible”, aseguró entonces. Unas explicaciones que ahora el príncipe ha querido dar en persona.