A pesar de los esfuerzos realizados por el Palacio de Buckingham para desvincular al príncipe Andrés del caso Epstein, lo cierto es que el tercero de los hijos de Isabel II continúa en el punto de mira de una de las tramas más escandalosas de los últimos tiempos.

Artículo relacionado

Tres meses después del suicidio del magnate estadounidense en la celda de Nueva York en la que estaba detenido, el caso continúa dando titulares, tanto en diarios ingleses como en otros medios internacionales. Por este motivo, el príncipe Andrés, aún tachado de "sospechoso", ha concedido una entrevista al programa Newsnight que se grabó este jueves en el palacio de Buckingham y que se emitirá la noche del próximo sábado.

Será la primera vez que el hijo de la monarca hable abiertamente sobre su amistad con Jeffrey Epstein y explique su supuesta participación en los delitos de abusos y tráfico de menores de los que se acusaba al financiero. Para la realización de esta entrevista tan especial -y esperada- que no tendrá ningún tipo de veto a la hora de plantearle al royal las preguntas, han sido necesarios seis meses de negociaciones con la Casa Real británica. Así lo ha confirmado Emily Maitlis, periodista encargada de conducir el cuestionario al príncipe.

Por el momento, la emisora ha publicado una imagen de la propia entrevista en la que se ve al príncipe sentado frente a Maitlis, pero se desconoce cualquier detalle sobre el contenido de la misma. Entre los temas que se espera que se traten, seguro que saldrá a la luz la relación del duque con una de las principales víctimas de Epstein, Virginia Roberts, quien asegura que Andrés fue uno de los hombres con los que fue obligada a mantener sexo.

En palabras de Roberts, tenía 17 años cuando en 2001 la llevaron en un jet privado a Londres para que mantuviera la primera de sus tres relaciones sexuales con el príncipe Andrés, un encuentro del que este año trascendió una fotografía del propio duque cogiéndola por la cintura. "Quiero que le hagas lo mismo que le haces a Epstein", fueron las palabras que, según confiesa la joven, Ghislaine Maxwell le ordenó a ella misma.

El hermano de Carlos de Inglaterra ha negado cualquier tipo de relación con la joven Virginia, declaraciones que convencieron al juez estadounidense que instruía la denuncia de la joven contra Jeffrey Epstein cuando, en 2015, desestimó por “impertinente” la alegación relativa al príncipe Andrés. Sin embargo, la demandante continúa insistiendo en que el duque de York era conocedor de los abusos sexuales del magnate, además de haber participado en ellos. "Él y yo sabemos la verdad", declaraba recientemente ante los medios de comunicación