El pasado mes de noviembre el príncipe Andrés anunció que se retiraba de la vida pública. Su implicación en el escandaloso caso Epstein hizo que el hijo de Isabel II tomara la decisión de no continuar representando a la familia real británica. Una decisión sin precedentes en la familia de la reina de Inglaterra que a ella no le quedó más remedio que aceptar. Tras la retirada del príncipe Andrés llegó la de Harry y Meghan. Pero entre una y otra hay una diferencia que tiene a todos desconcertados. Mientras los duques de Sussex dejaron muy claro que su marcha a Canadá implicaba no formar parte de la familia real y que no representarían más a la corona, en el caso del duque de York todavía no está claro cuál es su papel.

Artículo relacionado

En un principio la situación iba a ser la misma. El hijo pequeño de Isabel II dejó de formar parte de algunas de las fundaciones a las que pertenecía, aseguró que no iba a realizar más apariciones públicas representando a la realeza y que iba a mantenerse al margen. Pero en los últimos días ha habido un detalle que ha desconcertado.

Andrés de York

El embajador chino en Reino Unido ha publicado una fotografía en la que aparece en junto al duque de York, Sarah Ferguson y su hija Beatriz. Este hombre ha agradecido a Andrés de York que le transmitiera algunos mensajes en nombre de su madre Isabel II y que haya acudido a la velada de la que han disfrutado. Y ha sido con esto con lo que ha surgido la duda de si el hermano de Carlos de Inglaterra estaba representando de nuevo a la corona.

Desde Buckingham Palace lo único que han dicho al respecto es que no van a comentar nada sobre este encuentro porque a pesar de que el embajador ha compartido esta fotografía, se trata de una reunión de carácter privado. Algo con lo que quieren dejar claro que de momento el duque de York sigue retirado y al margen de los actos de la realeza.