Otro susto para la Familia Real noruega. La princesa Mette-Marit, esposa del príncipe Haakon, ha sufrido una caída mientras esquiaba y ha acabado en urgencias con muchísimo dolor por una fractura de coxis. La princesa estaba disfrutando de sus vacaciones junto a su familia, pero tras su accidente ha tenido que interrumpirlas.

Artículo relacionado

La prensa nórdica ha informado del percance de Mette-Marit, que ha tenido lugar en Uvdal. La princesa es una apasionada del esquí pero no pudo evitar caerse al suelo. Lo hizo junto a su hija, Ingrid Alexandra, pero la joven no ha sufrido ningún daño a diferencia de su madre que tiene mucho dolor por su fractura. La princesa estuvo bastantes horas ingresada pero, con el dolor más controlado, se recupera en casa.

Haakon, Mette-Marit e Ingrid Alexandra de Noruega

La princesa Ingrid Alexandra, ganadora de la final de Carolina del Norte en surf para mujeres junior. ⁣
 

Mette-Marit de Noruega aparecía a comienzos de diciembre, hace justo un mes, tras más de dos meses desaparecida en combate. La segunda ola de la pandemia ha mantenido alejada del foco social a la mujer del heredero Haakon de Noruega, a pesar de que este sí ha tenido que mostrarse al pie del cañón para con la Corona por las diferentes bajas del rey Harald. La princesa estuvo muchas semanas sin agenda oficial a causa de la fibrosis pulmonar que le fue diagnosticada hace dos años y por la cual pertenece a los grupos de más riesgo frente al covid-19.

Ahora, más tranquila y en plenas vacaciones ha dado un buen susto a su marido y también a sus suegros, los reyes Harald y Sonia, que tuvieron que cumplir cuarentena tras estar en contacto con un positivo en coronavirus que, afortunadamente, no les contagió.