Noruega celebra hoy los 16 años de su princesa Ingrid Alexandra, primogénita de Haakon y Mette-Marit. La joven, que el pasado mes de agosto celebraba su confirmación rodeada de sus familiares y padrinos -entre los que se encontraban el rey Felipe VI, Victoria de Suecia, Federico de Dinamarca y Marta Luisa de Noruega-, entra en la adolescencia como segunda en la línea de sucesión al trono de Noruega después de su padre.

Artículo relacionado

La joven royal sigue los pasos de otras princesas europeas como Elisabeth de Bélgica, que alcanzaba su mayoría de edad en octubre, o Amalia de Holanda, quien cumplía también 16 años en diciembre. A diferencia de ellas, Ingrid Alexandra aún se sitúa por detrás de su padre como heredera al trono, ya que por el momento el rey Harald, su abuelo, continúa al mando de la Corona del país.

Actualmente, la hija de Haakon y Mette-Marit se encuentra inmersa en una férrea preparación educativa e institucional de cara a convertirse algún día en reina del país escandinavo. Este mismo curso la joven comenzaba su formación en un nuevo centro de estudios. A través de un comunicado oficial, la Casa Real informaba de que la nieta de los reyes Harald y Sonia se despedía en agosto de 2019 de la Escuela Internacional de Oslo en Bekkestua, donde ha estudiado desde 2014. Entonces regresaba al centro Uranienborg de Oslo, una escuela pública donde terminará sus estudios de secundaria. Este cambio de centro no impedirá a Ingrid continuar practicando sus aficiones favoritas, entre las que se encuentran el deporte y tocar el piano.

Ingrid Alexandra de Noruega
Gtres

De esta manera, Ingrid Alexandra se separaba de su hermano pequeño Sverre Magnus (de 14 años), quien sí continuaba con la educación privada en Uranienborg. La explicación que dieron el heredero y su esposa sobre llevar a sus hijos a un centro de pago no fue otra que el objetivo de mejorar su inglés. "Entiendo que la gente tenga opiniones enfrentadas sobre nuestra decisión. Nos ha resultado complicado tomar una decisión ponderada", comentaba entonces Haakon de Noruega, tratando de explicar su elección.

Casa Real de Noruega
Gtres

Además de a Sverre Magnus pequeño, la joven royal tiene otro hermano por parte de su madre: Marius Borg Høiby, de 23 años. A pesar de que la familia al completo no suele dejar fotografiarse en numerosas ocasiones -sobre todo por el deseo del hijo mayor de Mette-Marit de llevar una vida discreta alejada de los medios-, la relación entre ellos es muy estrecha, y suelen pasar algunos días de sus vacaciones de verano todos juntos.

Fue en el reciente funeral Ari Behn, cuando se pudo ver a los tres hermanos juntos acompañando a sus padres, abuelos, tía y primas. Una cita en la que la Casa Real quiso permanecer unida para darle el máximo apoyo posible a Marta Luisa de Noruega.