La Abadía de Westminster se convirtió ayer en el lugar de congregación de todos los miembros de las diferentes monarquías europeas, que rindieron homenaje al duque de Edimburgo. Un acto público que también supuso la reaparición de la pequeña Charlotte de Inglaterra. La hija del príncipe Guillermo y Kate Middleton se convirtió en una de las grandes protagonistas del acto y causó un gran revuelo con su comportamiento en público, pero también con su estilo.

Artículo recomendado

La princesa Charlotte debuta, junto a su hermano George, en el funeral por el duque de Edimburgo

La princesa Charlotte debuta, junto a su hermano George, en el funeral por el duque de Edimburgo

Una vez más, y ya van tres, la princesa Charlotte de Inglaterra lució un abrigo realizado en España. En concreto, la pequeña apareció con una pieza en color azul marino de corte clásico, con cierre de botones, que es de la firma londinense Amaia Kids pero que está confeccionado en España, en la fábrica textil zamorana Marae Kids.

La princesa Charlotte

La princesa Charlotte luce un abrigo español en el funeral del duque de Edimburgo

GTRES

Esta no es la primera vez que hemos podido ver a Charlotte con este diseño. La hija del príncipe Guillermo y Kate Middleton tiene este mismo abrigo en otros dos colores: granate y verde, lo que hace que la propia marca haya querido tener un detalle con ella en la descripción de la web, en donde se puede leer “digno de una princesa”, en la que es una clara referencia a la menor.

Fue en el año 2018 cuando la pequeña lo llevó por primera vez, al acudir a la guardería con el diseño granate. Un año después lo lució en la misa de navidad, en este caso, en color verde, mientras que en esta ocasión ha optado por el azul, lo que demuestra que se trata de un modelo imprescindible en su vestidor.

Artículo recomendado

Los hijos de Kate Middleton y el príncipe Guillermo reciben unos regalos muy especiales por Navidad

Los hijos de Kate Middleton y el príncipe Guillermo reciben unos regalos muy especiales por Navidad

Sin embargo, este no es el único detalle que ha llamado la atención de su aparición pública. Durante el homenaje, las cámaras captaron una adorable reacción de la pequeña cuando se dio cuenta de que la estaban grabando. Muy expresiva, la hija del príncipe Guillermo y Kate Middleton no pudo evitar hacer una mueca cuando se vio a sí misma reflejada en una de las pantallas instaladas en la Abadía. Un gesto muy espontáneo que no pasó desapercibido y que ha desatado todo tipo de comentarios.