Después de haber pronunciado ayer su discurso en el Hotel Reconquista durante la entrega de los Premios Princesa de Asturias, Leonor se ha vuelto a poner hoy delante de los micrófonos. Ha sido durante su visita a Somao, Pueblo Ejemplar 2020. La hija mayor de don Felipe y doña Letizia, más tranquila que ayer, se ha mostrado muy contenta con la visita que ha realizado junto a sus padres y su hermana. Al igual que ayer dio un discurso de carácter solidario en el que habló de la pandemia que estamos viviendo, hoy ha vuelto a hacer referencia a “estos meses difíciles” y a “la esperanza de que la situación mejore pronto”.

Artículo relacionado

Antes de quitarse la mascarilla reglamentaria y ponérsela en la mano para hablar, Leonor ha intercambiado una mirada con su madre, que no ha dudado en dirigirse a ella. No sabemos si habrá sido para darle alguna indicación o para darle ánimos, pero una vez más la mujer de Felipe VI ha estado muy pendiente de su primogénita. Mientras la princesa de Asturias ha dado su breve discurso, sus padres y su hermana han mostrado los nervios propios del momento. Cuando ha finalizado, han protagonizado un momento en el que el orgullo hacia ella ha estado muy presente.

Leonor discurso
Gtres

Con algo de timidez, Leonor se ha puesto la mascarilla, se ha alejado de los micrófonos y ha buscado la mirada cómplice de los reyes y de la infanta Sofía. Su padre le ha hecho un gesto muy cariñoso que ella ha sentido como aprobación y su madre y su hermana no han dejado de aplaudir con ímpetu intercambiando con ella miradas de complicidad. Leonor ha mirado a todos los allí presentes y ha suspirado como muestra de que empezaba a tranquilizarse después de haber ejercido una vez más como heredera al trono.