Solo unas horas después de aparecer junto a la reina Letizia (51 años) en el tanatorio de La Paz de Tres Cantos para dar el último adiós a su primo Fernando Gómez-Acebo, Felipe VI (56 años) ha querido acompañar, esta vez en solitario, a su familia en el entierro al hijo pequeño de la infanta Pilar. 

Por expreso deseo de la familia, el entierro, que ha tenido lugar en el cementerio de San Isidro de Madrid, se ha celebrado en la más estricta intimidad. Don Felipe, con gesto serio, llegaba al crematorio pasadas las 12.30 horas completamente solo. Allí se ha reencontrado con todos sus primos Simoneta, Juan, Bruno y Beltrán, y con algunos de los amigos íntimos de Fernando, entre los que cabe destacar a Colate y Antonio Carmona, entre otros.

La tristeza se dibujaba en el rostro del Rey, quien mantenía un vínculo muy estrecho con Fernando pero ha preferido mantener silencio y no dar declaraciones al respecto. Están siendo días muy complicados para todos teniendo en cuenta la juventud de Fernando y lo repentino de su muerte a pesar de sus problemas de salud. 

Felipe
GTRES

Artículo recomendado

El mal trago que tuvo que vivir la reina Letizia en el fiuneral del primo del rey Felipe VI, Fernando Gómez-Acebo

Letizia

Las lágrimas de Simoneta Gómez-Acebo en el último adiós a su hermano Fernando 

Poco más de 20 personas han estado presentes en el entierro de Fernando Gómez-Acebp, un momento muy complicado en el que ni Simoneta ni su hermano Juan han podido contener las lágrimas de dolor que le supone perder a su hermano pequeño. 

 

Simoneta Gómez-Acebo
GTRES

El incómodo momento de Felipe con un grupo de curiosos

A su salida del cementerio de San Isidro don Felipe ha vivido un momento muy incómodo al tener que atender a varios curiosos que se acercaban a él. La generosidad del rey ha sido tal que a pesar del complicado momento que está atravesando se ha mostrado muy cercano y no ha dudado en saludarles y hacerse fotos con todos ellos. 

Felipe
GTRES

 

La complicada relación de la reina Letizia con la familia Gómez-Acebo

La distancia entre la reina Letizia y los Gómez-Acebo volvía a estar en el punto de mira tras el fallecimiento de Fernando con solo 49 años. Tal y como publicaron varios medios, cuando Felipe VI se enteró en la tarde del pasado viernes, 1 de marzo, corrió al hospital junto a la reina Sofía. Momento crítico en el que no hubo ni rastro de su mujer.

Lejos quedan esos años en los que unos jóvenes Felipe y Letizia compartían salidas y veladas con Simoneta y sus hermanos. Sin embargo, la cosa entre ellos se fue enfriando. De hecho, la última vez que los veíamos juntos fue durante el funeral de la infanta Pilar, en enero de 2020. Al parecer, la buena relación de los primos del rey Felipe con las infantas Elena y Cristina fue, sin duda, uno de los motivos que rompió su vínculo. Desde entonces, sus encuentros han sido de mera cordialidad, como ayer, cuando no dudó en acompañar a su marido al tanatorio para trasladar el pésame a toda la familia.