La nieve es uno de los destinos de invierno favoritos de muchas Casas Reales europeas, y la familia de Carlos Gustavo de Suecia no iba a ser menos. Los reyes han acudido junto a su hijo Carlos Felipe, su esposa Sofía y los pequeños Alexander y Gabriela una propiedad que poseen en en Storlien, un pueblo y estación de esquí ubicada en el municipio de Åre en Jämtland, Suecia.

Artículo relacionado

A través de sus redes sociales, la Casa Real sueca ha compartido una fotografía de la familia durante esta semana blanca. Cada uno de los asistentes lucía llamativos equipos de invierno mientras miraban muy sonrientes a la cámara. La princesa Sofia, que acaba de regresar de Ciudad del Cabo donde estuvo supervisando sobre el terreno los proyectos de su organización Project Playground, volvía con muchas ganas de disfrutar de Suecia "en su mejor momento", por supuesto acompañada de su esposo y sus pequeños.

Casa Real Suecia
Kungahuset

En la imagen, el rey Carlos Gustavo es el único que lleva puestos los esquís, por lo que parece que le solicitaron unirse a la foto nada más bajar de las pistas. A su lado, su esposa Silvia, su hijo Carlos Felipe con su mujer Sofía, y sus nietos Alexander y Gabriel, que reaparecen junto a los soberanos suecos por primera vez después de haber sido apartados de la Casa Real sueca con el comunicado pronunciado por el soberano el pasado mes de octubre.

Los pequeños, junto a sus primos hijos de Magdalena de Suecia, han sido relegados prácticamente desde entonces de la vida pública a excepción de las contadas fotografías compartidas por sus padres en sus redes sociales, como fue el caso de la felicitación navideña de la familia.

Posado navideño Felipe y Sofía de Suecia
Instagram prinsparet

A pesar de los cambios en la Casa Real, la familia permanece muy unida y, tal y como se ha podido comprobar, los hijos de Carlos Felipe y de Magdalena son bienvenidos a pasar tiempo de ocio con sus abuelos en las propiedades de los soberanos suecos. En el caso de los pequeños Alexander y Gabriel, lo tienen más sencillo ya que por el momento permanecen viviendo en su país de origen.

Magdalena y su clan, por su parte, permanecen en Miami, donde parece que están forjando su vida y el futuro de sus hijos, tal y como se confirmaba la semana pasada al conocerse la nueva residencia de la princesa y Chris O'Neill en Florida.