La mudanza ha sido rápida y, tras dejar hace unos días la que ha sido su residencia durante los últimos meses, Magdalena de Suecia y su familia ya tienen nuevo hogar. A través de una confirmación del servicio de información de la Casa Real se conocía que los O´Neill Bernadotte habrían sufrido un robo el pasado otoño, lo que les animó a buscar otro alojamiento más seguro.

Artículo relacionado

Y es que la hija del rey Carlos Gustavo no se atrevía a quedarse sola en casa con los niños, por lo que era necesario buscar una residencia donde la familia al completo se sintiera más segura. Y dieron con ella el pasado mes de diciembre, en la exclusiva zona residencial de Pinecrest, muy cercana de su anterior casa -a unos 20 minutos-, aunque no ha sido hasta ahora cuando han completado la mudanza.

Magdalena de Suecia familia
Gtres

Otro gran cambio con su antigua casa es que Chris O'Neill y Magdalena de Suecia han decidido comprar la vivienda, y no alquilarla. El valor que se estima es de unos tres millones de euros. La villa, muy bien protegida para la tranquilidad de la princesa y su familia, cuenta con un amplio jardín con piscina, donde se encuentra la propiedad, que está edificada en dos plantas.

La superficie habitable es de aproximadamente 600 metros cuadrados, dispone de 15 estancias divididas entre seis habitaciones tipo suite con aseo privado, ocho cuartos de baño en total, gimnasio, oficina, cocina, comedor, amplia terraza, garaje en el que caben tres coches, espacio para barbacoa y un ala privada destinada a los niños.

Muy cerca de la nueva casa se encuentra el Miami Beach Club, en el que en ocasiones se relaja la familia. En este barrio residencial la mayoría de las viviendas son bungalows y espectaculares villas similares a la de la hermana de Victoria de Suecia. Además, algunos de los mejores colegios del estado no quedan lejos, algo a tener en cuenta, dado que recientemente la Casa Real confirmó que los hijos de Magdalena de Suecia irían a clase en Florida.