A pesar de ser la madre de la Reina de España, Paloma Rocasolano siempre ha permanecido en un perfil bajo. La funcionaria es un pilar fundamental en la vida de doña Letizia y no solo como apoyo incondicional a su hija sino por la fantástica relación que mantiene con sus nietas Leonor y Sofía fuera de la rigidez de la Casa Real.

Aunque son muy pocas las ocasiones en las que hemos visto a Paloma Rocasolano disfrutar públicamente de las infantas, a excepción de la cita ineludible en los Premios Princesa de Asturias, es voz populi que pasa mucho tiempo con ellas incluso instalada en la casa de los Reyes.

Artículo relacionado

Este jueves, 15 de marzo, Paloma Rocasolano cumple 69 años en un momento de lo más estable y relajado. Desde que se separara de Jesús Ortiz, no ha vuelto a rehacer su vida sentimental. Siempre discreta en todo lo referente a la familia real, la madre de la reina Letizia pasa los días disfrutando al máximo de la compañía de sus amigos, la lectura, el deporte y los viajes (cuando se podía), además, por supuesto del cuidado de sus cuatro nietas: Carla, Amanda, Leonor y Sofía por quiénes siente un cariño incondicional.

Se desconoce cómo celebrará la exsanitaria esta fecha tan señalada pero lo que estamos seguros es que soplará las velas rodeada de sus hijas y nietas.

paloma rocasolano con sus nietas

Paloma Rocasolano y la reina Sofía, cara a cara

Tal y como contó Pilar Eyre en su blog de Lecturas hace unos años, doña Sofía llegó a expresar su disgusto por las enormes diferencias que había entre ella y Paloma Rocasolano con respecto a sus nietas. En algún momento llegó a decir: “Yo, que vivo al lado, no puedo ir a su casa y sin embargo la madre de Letizia está siempre ahí metida".

Al parecer, desde que Leonor y Sofía eran pequeñas doña Letizia siempre ha confiado en su madre para que cuidara de ellas. Paloma se ha trasladado a Zarzuela cuando los Reyes han viajado y ha disfrutado con ellos de vacaciones privadas.