Desde que han llegado a Sudáfrica los duques de Sussex no han parado. Tan solo han hecho una pequeña pausa entre un evento y otro para cambiarse de ropa. Un cambio de look con el que Meghan ha vuelto a sorprender, en esta ocasión por lo especial que es el vestido por el que ha optado.

Artículo relacionado

Durante su visita a algunos de los lugares más emblemáticos de Ciudad del Cabo, la duquesa de Sussex ha lucido un favorecedor vestido azul camisero. Una prenda muy significativa para ella que ha querido reciclar para este viaje tan importante. Una vez más Meghan ha hecho un guiño muy especial a través de su atuendo.

La mujer del príncipe Harry ya llevó este vestido durante una de las primeras apariciones que hizo tras anunciar su embarazo. Fue a mediados de octubre del año pasado durante su viaje oficial por Oceanía.

Este cambio de vestido ha tenido dos reacciones. Por un lado hay quienes han disparado los rumores de un segundo embarazo de Meghan Markle. Por otro están los que han criticado que en menos de veinticuatro horas la duquesa de Sussex se haya cambiado de ropa, algo con lo que consideran que hace gala de su ostentación.

En esta ocasión ha combinado el vestido con el mismo tipo de zapatos que la vez anterior, unas cuñas de esparto. Las de hoy, en color negro y de la firma española Castañer, ya las lució durante el evento de la mañana. En el primer evento del día las ha combinado con un vestido fluido con estampado que ya se ha agotado en la página web de la marca.

Si en el primer evento del día no había rastro del pequeño Archie, en los demás tampoco. El bebé, que por primera vez ha viajado con Meghan y Harry a un viaje oficial, se ha quedado al cuidado de sus niñeras mientras sus padres cumplen con su agenda.