Fue hace unas semanas cuando la reina Margarita tomó la decisión de nombrar a su cuñada, la princesa Mary, su regente, una responsabilidad que otorga a la mujer de su hijo actuar en su nombre en caso de que necesario.

Artículo relacionado

A pesar de que esta decisión hizo que saltaran las alarmas con respecto a una posible abdicación de la monarca, lo cierto es que ella misma ha confesado que únicamente abandonará el trono en caso de que por salud sea estrictamente necesario.

Hasta entonces, era el príncipe Federico quien asumía la jefatura de Estado, un poder que también tienen la princesa Benedicta, hermana de la reina, y el príncipe Joaquín. Sin embargo, con el hijo menor de la monarca viviendo en París, había un hueco que rellenar, por lo que se confió en la australiana, lo que supuso una decisión totalmente innovadora. Se trata de la primera vez que una persona de origen extranjero asume este cargo en Dinamarca; a lo que se le suma que tampoco tiene lazos de sanguinidad con la Familia Real.

Mary de Dinamarca
Instagram detdanskekongehus

Después de firmar el nuevo cargo, solo quedaba esperar a que Mary Donaldson tuviera oportunidad de estrenar su nueva responsabilidad. Y ha llegado el día. Tal y y como vemos en el calendario publicado en la página web de la Casa Real, del 6 al 8 de diciembre será la australiana quien asuma la jefatura de Estado.

Sin más detalles, únicamente se ha dado por hecho que Federico no se encontrará en el país y que la reina Margarita alargará el viaje que hará a Londres para participar el día 4 junto a la reina Isabel II en el 60 aniversario del programa de becas de la Sociedad Anglo-Danesa.

Los ciudadanos daneses, por su parte, tomaron la decisión de la reina Margarita con mucha ilusión, y es que la princesa Mary es una de las figuras reales más queridas en Dinamarca, y su popularidad va en aumento. El próximo mes de diciembre será un momento clave para ella, en el que podrá demostrar su implicación con el país y devolverle a los daneses todo el amor que ha recibido de ellos.