Mary de Dinamarca es capaz de dar una lección de estilo en cada aparición pública que realiza. Tanto institucional como privada; tanto de gala como más cómoda e informal; la mujer del príncipe Federico lleva la elegancia innata y su estilo es uno de los más imitados en todo el mundo, incluso entre otras royals de Europa.

Artículo relacionado

A pesar de que el traje de chaqueta es una de sus opciones para abordar su agenda diaria, Mary de Dinamarca ha sorprendido en esta ocasión con otra fórmula que, sin duda, pronto será imitada por miles de mujeres. En concreto, lo ha hecho para acudir a la entrega de un galardón anual del mundo de la moda, el Magasin du Nord Fashion Prize, un premio que busca reconocer y promover el talento creativo de los jóvenes diseñadores daneses.

Mary de Dinamarca

Mary de Dinamarca apuesta por las prendas low cost made in Spain.

​Como anfitriona del evento, la princesa ha sido encargada de entregar el reconocimiento, y no ha dudado en posar junto a Nina Wedell-Wedellsborg, una de las fundadoras e impulsoras de esta cita con la moda, además de con la ganadora de esta edición, la diseñadora Cecilie Bahnsen.

Para la ocasión, la nuera de la reina Margarita ha optado por un estilismo de lo más sorprendente compuesto por pantalón y jersey en el mismo tono crudo, a los que da vida con un original abrigo reciclado y confeccionado en tweed multicolor de manga corta con botones joya del diseñador Ole Yde.

Artículo relacionado

Al detalle, es posible observar que la princesa lleva una prenda básica de Zara, un modelo básico que se encuentra en la colección actual pero que también ha estado disponible en años anteriores: un jersey de punto fino en color crema con el cuello alto de manga larga decorada con falsos botones metálicos en los puños y con detalles en canalé. Su precio no supera los 20 euros.

Para rematar el look, Mary ha optado por unos stilettos en color nude firmados por Prada. Como complementos, su brazalete de oro de Cartier en una de las muñecas, y unos pendientes dorados con relieve de Rebekka Notkin que estrenaba para la cita.

[Imágenes: Det Danske Kongehus]