“Nunca digas nunca”. María Zurita, a pesar de familia del rey, es una mujer que no teme a los desafíos más mediáticos, como ayer se comprobó cuando se quitó la máscara de Dragona en ‘Mask Singer’, dejando a una audiencia completamente impactada. Ella era la primera persona de la realeza en participar en un show de estas características. Y está encantada. Eso, sí, ha querido pedir perdón por los destrozos musicales que hizo.

Artículo relacionado

“Jamás pensé que haría un programa de televisión como ‘Mask Singer’ ni que disfrutaría tantísimo cantando (que no sé) y bailando (que tampoco)!! Mis más sinceras disculpas a los artistas cuyos temas “interpreté” por destrozarlos y mi más cariñoso agradecimiento a todos los integrantes de esa maravillosa familia”, ha dejado escrito en sus redes sociales donde María Zurita es muy activa. Normalmente la vemos colgar vídeos y fotos de su hijo y de su perrita, pero verla posar con el pesado disfraz de Dragona es algo que pocos esperaban. Como sucede con los participantes es este show plagado de sorpresas, había mantenido en completo secreto su fichaje. “Gracias a todos por vuestra simpatía, por vuestro cariño y, sobre todo, ¡¡por vuestra inmensa paciencia!!”, ha dicho agradeciendo al equipo técnico que se había encargado de trabajar con ella, sacándola de su zona de confort pero guiándola en su camino.

Artículo relacionado

Al igual que sucedió en la anterior edición, Susanna Uribarri, una de las representes con mejor cartera de VIPS, también ha estado presente en el casting de esta. Y es que María Zurita entre los nombres a los que ha querido agradecer la confianza, destaca el de la amiga íntima de Ana Obregón. De hecho, en otoño, cuando se emitió la primera edición, un stories de la representante hizo que muchos dieran con los famosos que se ocultaban tras las máscaras. Y lección más que aprendida porque para esta ha sido una tumba. Nadie habría imaginado decir ‘sí, quiero’ a un miembro de la familia del rey. Ojalá para la próxima Froilán se anime.