La muerte del príncipe Henrik, fallecido en febrero de 2108, fue una triste noticia que dejó muy afectada a la reina Margarita. Desde entonces, la soberana ha luchado por recuperar la tranquilidad en su vida, algo que le ha costado mucho teniendo en cuenta que se sintió muy sola no solo después de la pérdida, sino también durante los dos últimos años de vida de su esposo.

Artículo relacionado

Tal y como reconocía recientemente en una entrevista, para la monarca de los daneses fue muy duro ver el deterioro de salud de su marido. "De repente fue todo distinto, como si de un momento a otro estuvieras solo. Él ya estuvo enfermo durante los últimos dos años y no pudimos pasar tanto tiempo juntos como antes. Tuve que acostumbrarme a hacer las cosas sola", confesaba.

Su familia, que siempre estuvo a su lado convirtiéndose en su mejor apoyo, continúa muy pendiente de ella en todo momento. Son numerosos los actos en los que se puede ver a la reina acompañada de su hijo Federico y su nuera, Mary Donaldson.

Margarita de Dinamarca
Gtres

Ahora que se acercan las fiestas de Navidad, Margarita de Dinamarca se prepara para afrontar las que serán sus segundas fiestas sin su marido. Tal y como hizo el año pasado, cuando reunió a toda su familia, se espera que el próximo diciembre vuelva a juntar a la Familia Real al completo. "Será genial con todos los nietos. Una feliz Navidad, así lo creo", afirmaba hace exactamente un año.

Tal y como ha reconocido la monarca a BT, vovlerán a repetir el plan de hace doce meses: "Nos veremos todos en Navidad, así que será algo muy bueno. Espero que mis dos familias se unan a nosotros este año en Marselisborg. Eso espero", aseguraba sin desvelar detalles concretos.

A pesar de que son una familia muy unida, en ocasiones resulta complicado reunir a todos los miembros, sobre todo teniendo en cuenta que su hijo Joaquín de Dinamarca reside en París, junto a su mujer Marie y sus dos hijos, Henrik y Athena.

Una vez pasen las fiestas, tanto su hijo menor como su nuera Mary, tomarán rumbos diferentes fuera de su país. El primero, volverá con su familia a París, mientras que la segunda, afrontará una nueva etapa acompañando a sus hijos a Suiza, donde permanecerán internos durante unos meses.