La semana ha comenzado de lo más intensa para doña Letizia, y aún tiene agenda oficial para rato hasta el viernes. La reina acompañó ayer lunes a su marido, Felipe VI, en la bienvenida a los campeones del mundo de baloncesto en Zarzuela, y hoy martes ha viajado hasta Cáceres para cumplir con uno de sus compromisos clave de cada septiembre, el arranque del curso escolar.

Artículo relacionado

Letizia ha viajado concretamente hasta Torrejoncillo, donde ha visitado el colegio Batalla de Pavía y el Instituto Vía Dalmacia, y lo ha hecho derrochando energía y con una actitud muy cercana con todos los pequeños que la han recibido emocionados y entre vítores.

La reina ha sido recibida por los alumnos con un caluroso 'Cumpleaños Feliz', ya que el pasado domingo celebró su 47 cumpleaños, y mientras recorría las aulas se ha interesado por los trabajos y los avances de los pequeños y pequeñas.

Para el acto, la reina ha cambiado el rojo por el clásico binomio blanco y negro. Un look de tendencia con pantalones paper bag, perfectos para la vuelta a la rutina en otoño, y una blusa blanca que lleva años en su guardarropa. El estilismo de doña Letizia era sobrio y cómodo pero ha estado lejos de brillar como en casi todas sus apariciones.

Letizia vuelta al cole

El cinturón ancho blanco con el que ha marcado cintura no ha terminado de convencer haciendo que el resultado final sea de aprobado raspado. Un outfit que aboga por la comodidad y muy práctico pero que no nos ha enamorado igual que el que lució hace una semana cuando acompañó a la princesa Leonor y la infanta Sofía en su primer día de clase.