Un mensaje necesario y lleno de afecto. Las hijas de los reyes, la princesa Leonor y la infanta Sofía, han querido trasladar, en el día de su reaparición tras varias semanas confinadas, unas palabras de ánimo y agradecimiento a todos esos niños y jóvenes, que como ellas están viviendo circunstancias excepcionales por la crisis del coronavirus y el estado de alarma en España. Un vídeo de apenas 40 segundos en el que tanto la princesa de Asturias como su hermana Sofía, en el que ha sido su gran debut, han contado cómo están viviendo el confinamiento.

Artículo relacionado

"Llevamos como millones de niños más de un mes en casa y sin ir al cole por esta pandemia intentando seguir con la vida lo mejor posible", empieza diciendo la princesa Leonor, quien ha abierto el mensaje. Las hermanas han lucido los mismos estilismos que en su lectura de El Quijote, con motivo del Día del Libro en un acto que hará historia del Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Las niñas de los reyes, con semblante serio y mirando a cámara, han pronunciado unas palabras con mucho significado en momentos tan trascendentales para el país. "No hace falta ser mayor para darse cuenta de la enorme dificultad que estamos viviendo en España y en otros países", ha dicho la pequeña Sofía con una perfecta dicción y muy serena en su primer discurso como infanta de España.

Leonor y Sofía han querido acordarse de esos niños que "han perdido a sus abuelos y familiares" y que "lo están pasando mal" y han querido dar las gracias "a todas las personas que están ayudando a los demás de tantas maneras". "Todos somos importantes, ojalá todo esto pase pronto", han terminado las hermanas en su primer discurso conjunto y que, salta a la vista, ha sido estudiado al detalle.

Las pequeñas Leonor y Sofía, que están recibiendo sus clases online como el resto de sus compañeros del colegio Santa María de los Rosales, no han hecho aparición, como otros pequeños royal, en toda la cuarenta, y sus padres, don Felipe y doña Letizia, han querido con este mensaje hacer partícipes a sus hijas, conscientes de su papel como princesa e infanta de España, de esta corriente solidaria que tan necesaria es para el país en estos momentos.