Casi sin darse cuenta, Casa Real se enfrenta a su primera gran crisis relacionada con la princesa Leonor. Si hasta ahora la preocupación principal de sus padres -sobre todo, de Letizia- ha sido preservar la intimidad y la infancia de sus hijas Leonor y Sofía, el paso del tiempo ha hecho que todo esto quede ya aparcado. Un rumor sin demasiado fundamento acerca de un supuesto novio de la hija mayor de los reyes vuelve a poner en jaque a la institución. ¿Cómo reaccionará Zarzuela ante lo que va a ser la tónica habitual del futuro más inmediato? ¿Qué actitud tomarán los reyes sobre el paso a la adolescencia de sus hijas? Si bien, por el momento, han logrado controlar la exposición mediática de las niñas al milímetro, todo está a punto de desmoronarse...

Artículo relacionado

Prácticamente nada sabemos sobre la vida de Leonor y Sofía. Desconocemos cómo es su día a día, qué amistades frecuentan -ni siquiera si tienen alguna-, sus aficiones o intereses o cómo han vivido el confinamiento encerradas en palacio. Es en este misterio que rodea a las hijas de los reyes Felipe y Letizia donde reside, imaginamos, la victoria del férreo control de sus padres para lograr que sus hijas tengan una hipotética infancia 'normal', sea esto lo que sea cuando se ostenta un cargo institucional.

Con este panorama resulta harto difícil imaginar una filtración de magnitudes tan trascendentales como la que apunta a un supuesto romance de la hija mayor de los reyes. Leonor, según publica la prensa argentina, estaría viviendo un amor de juventud con un compañero de colegio del que se desconoce más señas que su procedencia de una familia bien posicionada. Algo nada extraño si, claro, acude al mismo colegio que la heredera el trono. Un rumor que choca frontalmente con el hermetismo de todo lo que rodea a las hijas de los reyes.

No obstante, este primer paso, pese a su nula credibilidad, sí supone un importante giro para el futuro de Casa Real. Por primera vez, Felipe y Letizia deben enfrentarse a una polémica que tiene a su hija mayor y a su vida más íntima como protagonistas. En plena adolescencia, este rumor ha supuesto el pistoletazo de salida para la etapa adulta de la princesa de Asturias. ¿Cómo reaccionará Casa Real? ¿Dejarán calmar las aguas sin pronunciarse? ¿Optarán por hacer 'desaparecer' a la heredera hasta que esto pase?

Letizia, Leonor, Sofía

Un patrón para el futuro

Nadie mejor que Letizia debe poder entender que todo lo relacionado con el devenir de la princesa Leonor y la infanta Sofía conlleva un interés mediático. Las hijas de los reyes han ido ganando presencia en los últimos tiempos pero con una exposición muy alejada de la que ejercen otras monarquías europeas. El secretismo es la consigna que impera en Zarzuela y no parece que esto vaya a cambiar con la madurez de las infantas. Más bien al contrario. Se abre un período complicado para compaginar su día a día como adolescentes con la protección que han recibido de sus padres hasta ahora.

A sus 14 años y con este rumor sobre la mesa, parece que llega el momento que Casa Real comience a tejer la estrategia que marcará la vida pública de la princesa de Asturias. Como ya ocurrió con su padre -y contando el enorme cambio que ha llevado a cabo la monarquía y el análisis de sus movimientos-, esto no ha hecho más que empezar. Puede que ahora no sea ese supuesto rico heredero con quién comparte colegio pero pasará poco tiempo para que tanto Leonor como Sofía den el paso. Y sus padres deberían estar ya prevenidos.