Este lunes 3 de agosto el rey Juan Carlos anunciaba a través de un escrito dirigido a su hijo, Felipe VI, que se marcha de España. La noticia corría como la pólvora y, tras asumir la decisión del emérito, todas las miradas se volvían hacia su mujer, la reina Sofía. ¿Qué haría ella ahora?

Artículo relacionado

Refugiada en Mallorca desde hace unos días, donde permanece junto a su hermana Irene y su hija Elena, la suegra de la reina Letizia ha querido mantenerse al margen de las numerosas polémicas que envuelven a su marido. Discreta, en silencio y correcta, como siempre ha sido ella.

Reina Sofía
Gtres

Tal y como han informado a El País fuentes cercanas a la Casa Real, Sofía no saldrá de España. Ella mantendrá su residencia en el Palacio de la Zarzuela y seguirá con sus actividades institucionales, además de su trabajo en la fundación que lleva su nombre, tal y como ha hecho hasta el momento. Cabe recordar que su última aparición pública fue precisamente para presidir la reunión de trabajo del Comité Ejecutivo de la organización para impulsar actuaciones que ayuden a paliar las consecuencias del COVID-19.

Debido a que no tiene relación con los presuntos negocios en los que pudo participar su marido, la reina emérita tiene la libertad de continuar con la vida que ha llevado hasta ahora, al margen de las decisiones de Juan Carlos, quien se encuentra ya en República Dominica, tal como informa 20 Minutos. La relación entre ella y su hijo siempre ha sido muy estrecha, por lo que no cabe duda de que ambos lucharán por permanecer unidos, ahora más que nunca. Ella es "un apoyo permanente y comprometido", indicaba el rey Felipe VI durante su discurso por el 40º aniversario de la Constitución Española.

Juan Carlos y Sofía
Gtres

La noticia que lanzaba ayer el rey Juan Carlos casi zanja por completo la "separación" a voces entre él y su esposa. No cabe duda de que, a pesar de mantenerse como marido y mujer, durante los 58 años de matrimonio de la pareja han venido viviendo infinidad de altibajos –la mayoría de ellos provocados por las diferentes polémicas del aún rey– que han terminado por provocar que vayan cada uno por su lado. Juan Carlos y Sofía ya no hacían vida juntos, ni siquiera dormían en la misma habitación dentro de La Zarzuela, como ha explicado Pilar Eyre en su blog de Lecturas.